La medicina alternativa de las abejas imagen

La apiterapia es un método alternativo que utiliza el veneno de las abejas para curar enfermedades musculares de la piel y que alivia el dolor de la inflamación.

Las opiniones e imágenes de este artículo son responsabilidad directa de su autor.

Te imaginas ser picado por una abeja por elección propia, en algunas zonas concretas del cuerpo y con el único propósito de poder curar un malestar. Así es la apiterapia, un método que utiliza principalmente la apitoxina o veneno de estos insectos para curar ciertas enfermedades.

Es un tratamiento alternativo, en el que se usan elementos provenientes de las colmenas. Consiste en una terapia muy seria y eficaz para tratar diversas dolencias del cuerpo, que pueden presentar inflamación o dolor.

Aunque es una terapia que existe desde hace tiempo, se sabe que durante la cultura egipcia ya se utilizaba este proceso. Este tratamiento puede resultar molesto en ocasiones, pero los beneficios son muy buenos; sobre todo para enfermedades reumáticas como artritis, osteoartritis, dolencias cardiovasculares como la hipertensión, taquicardia, arritmias, problemas de piel como los eczemas, la psoriasis o padecimientos pulmonares como el asma.



Foto:Google

beneficios

La apiterapia es un tratamiento que toma en cuenta elementos provenientes de la colmena, tales como:

  • Veneno de abeja: potencia el sistema inmunológico, protegiendo nuestro organismo de enfermedades; además, potencia la relajación, desinflama las articulaciones y corrige problemas circulatorios.
  • Propóleo: tiene propiedades antibióticas, cicatrizantes y antivirales, y es utilizado en infecciones respiratorias y quemaduras.
  • Miel: contiene un gran poder antioxidante y depurador del sistema digestivo; puede ayudar además en muchas cosas al cuerpo humano, como sanar úlceras.

Los puntos de aplicación dependerán de la dolencia que muestres, y es aquí donde el experto o el apiterapeuta debe conocer el área donde se producirá el pinchazo para tratar de manera eficaz al paciente; sin embargo, como todo tratamiento, tiene sus contradicciones. Aunque el veneno de abeja es natural y no tiene efectos secundarios, antes de pensar en utilizarlo se debe hacer una prueba de alergia. Si todo sale negativo, se procede a una evaluación y luego a la medicación.

No es recomendable que se utilice en personas con marcapasos, mujeres embarazadas o niños; además, enfermos de tuberculosis o diabetes. No lo intentes en casa, recuerda que este es un método medicinal y por ello necesitas del acompañamiento de un experto en el tema en todo momento.

https://youtu.be/nD-LICVBvCc 



Fuente: Clínica de Medicina Alternativa, FB Encuentro saludable de la vida, www.medicinaalternativagt.com y www.webconsultas.com 

Todas las noticias, directamente a tu correo

Recibe todas las noticias destacadas de Relato.gt, una vez por semana, 0 spam.

¿Tienes un Relato por contar y quieres que nosotros lo hagamos por tí?

Haz click aquí
Comparte
Comparte