Diana Vásquez: Soy escribiente y eso conlleva responsabilidad, como lo decía el tío Ben imagen

Las temáticas de sus libros varían y van desde la muerte, lo surrealista, la niñez hasta la sexualidad.

Las opiniones e imágenes de este artículo son responsabilidad directa de su autor.

Diana Vásquez Reyna nació en Ciudad de Guatemala, en 1983. Estudió Literatura en la Universidad de San Carlos, un posgrado en Formación Periodística y una maestría en Comunicación Virtual. Trabaja como Consultora en Comunicación. Escribe desde 2014 una columna en la revista centroamericana en línea Casi literal y ha estado publicando desde el 2013, en una editorial mexicana, la cual le publicó su cuento Silencio.

Para Vásquez, escribir es un oficio perfectible, es decir, que siempre se puede mejorar. “No me llamo escritora, soy escribiente que tiene el privilegio de estar en este oficio, y eso conlleva responsabilidad, como lo decía el tío Ben a Peter Parker”.

A lo largo de su carrera, ha publicado el libro de relatos Ojos de ciegos, la novela para niños Puertas y escaleras. Sus relatos, poesías y ensayos han sido incluidos en las antologías Paseo bajo la luna creciente, Si la sangre fuera ambrosía, Anatomías del deseo negado, Nuevo SignoSiete poetas para nombrar un país y Discriminaciones.

Frágil es su primer poemario completo, “letras porosas y de ceniza”, que se ganó una mención honorífica en un certamen de poesía del Proyecto Editorial Los Zopilotes.

Su pasión por la escritura inició cuando tenía 15 años. “Siempre digo que empecé tarde”, cuenta Diana.

“Mi única rutina es llevar una libreta o cuaderno y un lapicero. Después, si logré bosquejar algo, lo paso a la computadora. Otro hábito es leer al menos tres o cinco páginas diarias. No haber leído al menos eso en el día, es como un día perdido. En eso voy mejorando”.

Sobre sus libros

Las temáticas de sus libros varían y dice: “Persiste la realidad de diverso tipo de personajes, la muerte, lo surrealista, la niñez y la sexualidad. Escojo los temas porque mueven algo en mí. Considero que un tema debe ser como un universo en el que puedan confluir muchas cosas y voces. Por eso no me gustan los libros que hablan desde un yo-yo egocéntrico”.

“Trabajo esquemáticamente, primero está la idea principal y lo divido en capítulos, y nombro a los personajes, esa es la parte más importante. Es como trazar un mapa o una guía y después todo puede ser muy flexible”.

Los títulos de sus libros nacen de las lecturas, así como de pulir ideas y palabras.

Diana dice que entre sus escritoras favoritos están: Virginia Woolf, Joyce Carol Oates, Patricia Highsmith, Isabel de los Ángeles Ruano; recientemente Yolanda Oreamuno, Alejandra Pizarnik, Elena Salamanca, J. K. Rowling, Olga Orozco, Elizabeth Bishop y Margaret Atwood.

“Puertas y escaleras”

Uno de los momentos que más recuerda es cuando un niño hondureño de 10 u 11 años le dijo que a él no le gustaba leer, “pero no pudo soltar mi libro Puertas y escaleras”, expresa.

“Filgua para mí es como mi Navidad, regalos, compartir, libros, abrazos, amor del bueno con muchas sonrisas”.

Sinopsis: a Micaela le gusta leer historias de personajes similares a ella. También, le encanta jugar fútbol y pasear en bicicleta. Su cumpleaños número 15 ha sido solitario y melancólico. Un día, mientras pasea por la ciudad, un taxista imprudente la atropella. En ese momento comienza la mayor aventura de su vida, cuando conoce a dos amigos singulares y ve cosas increíbles en su fabuloso viaje en busca de respuestas. Cuando su jornada finaliza, se desilusiona al pensar que todas aquellas maravillas no fueron más que un sueño. Aunque… quizás no lo hayan sido.

Todas las noticias, directamente a tu correo

Recibe todas las noticias destacadas de Relato.gt, una vez por semana, 0 spam.

¿Tienes un Relato por contar y quieres que nosotros lo hagamos por tí?

Haz click aquí
Comparte
Comparte