Para las monjas del colegio Nuestra Señora de Montserrat, ayudar no tiene límites imagen

A pesar de todas las dificultades que las monjas del Colegio Nuestra Señora de Montserrat han pasado, ellas continúan dándole la mejor educación a los niños.

Las opiniones e imágenes de este artículo son responsabilidad directa de su autor.

En 1964 se fundó el colegio Nuestra Señora de Montserrat y desde 1974 ha sido administrado por un grupo de monjas de Betania. En el centro educativo se imparte educación a 380 niños.

En Nuestra Señora de Montserrat los niños no solo reciben una buena educación, sino que también les enseñan valores. Las monjas que lo administran cada día se han esforzado para darle a los estudiantes todo lo que necesitan. En el colegio la educación es para todos, por ello les han dado oportunidad a los menores que en ocasiones no tienen recursos económicos para obtener formación.

A lo largo de los años, las monjas han pasado por muchas dificultades, pero a causa de la pandemia, la situación se les ha complicado más.

Foto antes de la pandemia

Un año con obstáculos

En el colegio, las monjas han pasado por muchas dificultades y este año ha sido de los más difíciles. Mantener el colegio a flote siempre ha sido una labor complicada, pero ahora los ingresos que antes tenían han disminuido. Esto ha ocasionado que se les dificulte continuar dándole una buena educación a muchos niños.

Sor Marta Isabel, directora del centro educativo, estima que alrededor del 60 por ciento de los alumnos del colegio no han pagado las mensualidades desde marzo que comenzó la crisis sanitaria. Muchos padres de familia han reducido mucho sus gastos a causa del desempleo y otros también han dejado de pagar la educación de sus hijos.

A pesar de tener menos ingresos por la falta de pago de muchos alumnos, las monjas continúan brindándoles educación, pero para seguir con su labor han hecho sacrificios. Unos meses atrás se reunieron con los maestros del colegio y les informaron que les reducirían sus salarios, muchos estuvieron de acuerdo con la decisión porque saben la situación que está atravesando el colegio y quieren apoyar a sus alumnos.

También, las cinco monjas que viven y administran el colegio han realizado muchos sacrificios. Por sus labores reciben un sueldo cada mes que las ayuda a sobrevivir y comprar lo necesario, sin embargo, desde abril ninguna ha cobrado su salario. El dinero que gastan es el necesario y el resto va enfocado para pagarle al personal del colegio.

De igual forma, para reducir los costos y continuar pagándole a los trabajadores decidieron que las cinco se encargarían de la limpieza de todo el colegio. En un lugar que cuenta con tres edificios de dos niveles, todos los días se encargan de mantenerlos limpios y ordenados.

El 2020 ha sido un año con muchos obstáculos para ellas, porque se han esforzado con la labor que les ha sido encargada desde hace muchos años. A pesar de las dificultades que están pasando las cinco monjas continúan sonriendo, con la esperanza y fe de que todo va a mejorar.

La ayuda no tiene límites

El objetivo del Colegio Nuestra Señora de Montserrat siempre ha sido brindar educación a los niños que no cuentan con los recursos necesarios para pagar. Por ello, cuenta con un programa de becas, en el que los alumnos que necesitan apoyo financiero lo reciben.

Este programa de becas es financiado por quienes contribuyen de forma monetaria al colegio. Y todo el dinero que les entregan no solo es usado para colaborar con la educación de muchos niños, sino que también ayuda a las monjas a comprar lo necesario para sus labores.

Estas becas han ayudado a muchos a salir adelante y la mayoría de los alumnos que logra terminar sus estudios con esta ayuda termina una carrera universitaria.

Historias de Nuestra Señora de Montserrat

En Nuestra Señora de Montserrat han pasado muchos niños y todos con una historia que contar. Este es el caso de Mario García, a cargo de sus cinco hijos. Dice que hubo muchas noches sin dormir, en las que se preguntó qué sería del futuro de sus hijos.

Un día el Padre de la iglesia al lado del colegio les contó su historia a las monjas de Nuestra Señora de Montserrat y decidieron ayudarlo. A sus cinco hijos les otorgaron una beca educativa. Según García, esta ayuda fue grande y así salieron adelante todos. Tres de ellos ya salieron del colegio y se encuentran cursando una carrera universitaria y los otros dos están a punto de finalizar sus estudios.

Las monjas del colegio decidieron ayudarlo un poco más y lo contrataron como piloto de bus. Así, Mario pudo tener más tiempo con su familia.

Historias como estas hay muchas en el Colegio Nuestra Señora de Montserrat. Desde abogados que se han logrado superar, hasta un sacerdote a punto de ordenarse. Todo ha sido gracias a la labor de las madres de Betania que no se dan por vencidas con su labor. Sor Marta Isabel expresa que son tiempos difíciles, pero que eso nunca será una excusa para no dar la mejor educación a los niños que son capaces de superarse y romper esquemas con la educación.

Tú puedes ayudar

Las monjas del colegio están pasando por muchas dificultades, pero a pesar de todo trabajan cada día para dar todo lo que pueden a sus alumnos. Tú puedes ayudar si lo deseas con pequeños donativos que no solo servirán para mantener el colegio, sino que también para apadrinar a un niño con su educación.

Los números de cuenta a los que puedes donar son:

Banco Industrial

Cuenta monetaria

105-008770-0

A nombre de Colegio Nuestra Señora de Montserrat

Banco Industrial

Cuenta monetaria

105-0010298-5

Marta Isabel Ceballos Castillo

Si deseas más información puedes escribir al correo [email protected]

Todas las noticias, directamente a tu correo

Recibe todas las noticias destacadas de Relato.gt, una vez por semana, 0 spam.

¿Tienes un Relato por contar y quieres que nosotros lo hagamos por tí?

Haz click aquí
Comparte
Comparte