La prisión improvisada y saturada del Mariscal Zavala despidió con un “feliz fuga” a Christian Rodríguez imagen

La cárcel se encuentra superada en su capacidad. Mientras, la fuga de “El Patojo” puso en duda la funcionalidad de la prisión instalada en la base militar Mariscal Zavala.

Las opiniones e imágenes de este artículo son responsabilidad directa de su autor.

Desde el 20 de septiembre de 2020 pasaba sus días tras las rejas de la cárcel militar del Mariscal Zavala. Christian Renato Rodríguez Gallardo, mejor conocido como “El Patojo”, era privado de su libertad por ser el representante de sociedades anónimas que usaba para lavar dinero. 

Sus actos delictivos lo llevaron a ser solicitado para una extradición hacia los Estados Unidos. Todo estaba decidido desde octubre del año pasado. El Tribunal Noveno de Sentencia Penal ya había autorizado su traslado hacia Norteamérica y solo se esperaba el momento indicado. Sin embargo, todo el proceso se derrumbó con su escape.

Una cámara grabó el pasado 16 de noviembre cómo Rodríguez y una persona más pasaban por la puerta principal del recinto militar. “Feliz fuga” despedía uno de los guardias antes de que Rodríguez consumara su escape.

Desde la fuga de Rodríguez, distintos operativos por parte de la División Especializada en Investigación Criminal (DEIC) de la Policía Nacional Civil (PNC) se han llevado a cabo para poder dar con los responsables de la falla en la seguridad. Hasta 11 personas fueron detenidas durante la investigación el 11 de diciembre.

Entre los capturados figura el director del centro preventivo, Oscar Matías Pichiya Pathán, además del alcaide Óscar Vidal Sanic Samol. Ambos fueron señalados por delitos como incumplimiento de deberes, abuso de autoridad y evasión culposa. Otras autoridades como tres jefes de seguridad, cinco guardias y un jefe de servicios habían ayudado al escape.Según el Ministerio Público (MP), los 11 detenidos pertenecientes al Sistema Penitenciario ayudaban a que Rodríguez tuviera reuniones nocturnas, así como facilitar su fuga. Los señalados tendrán que enfrentar los juzgados este 15 de diciembre.

Una cárcel improvisada que ha superado su límite

Bajo órdenes del Ministerio de Gobernación, en 2015 se decidió que la base de Mariscal Zavala tendría una zona dedicada a una prisión. Desde entonces, se convirtió en el hogar momentáneo para ex funcionarios públicos, incluso ex presidentes del país, o personas sin un historial criminal alto.

Foto: Relato

Fue diseñada inicialmente para poder mantener a 135 reos, pero son 260 personas las que actualmente deben pasar sus días en este lugar. Los servicios, cárceles, guardias y personal ya están saturados en apenas seis años de funcionamiento. El Sistema Penitenciario solicitó este 14 de noviembre a los jueces considerar no enviar más personas a la cárcel de la base. 

Sin lugar o espacio, una prisión improvisada ha visto como tres personas se han fugado desde su creación. Antes de “El Patojo”, Marixa Lemus “La Patrona” también logró burlar a la seguridad en 2017. Jefa de la droga entre Guatemala y El Salvador, La Patrona se había ganado bajo asesinatos y tráfico de sustancias ilegales entre la frontera su lugar en la prisión.

En 2019, Jeankarlo Alexander Sánchez Meneses se sumó a la lista. Miembro del Cartel de Sinaloa y señalado de conspiración para la distribución de más de cinco kilogramos de cocaína en un avión estadounidense, esperaba su extradición. Sin embargo, logró escapar de las autoridades guatemaltecas.

Todas las noticias, directamente a tu correo

Recibe todas las noticias destacadas de Relato.gt, una vez por semana, 0 spam.

¿Tienes un Relato por contar y quieres que nosotros lo hagamos por tí?

Haz click aquí
Comparte
Comparte