Doña Vicenta Ajín y don César Yat, de más de 60 años, se dedican a recolectar latas y botes plásticos para reciclaje. Ambos deben pagar renta y comprar comida, sin embargo, la emergencia sanitaria del COVID-19 en Guatemala ha dificultado su situación, ya que la venta de reciclaje ha disminuido.


Salen todos los días a caminar por los alrededores de la zona 1 para recolectar los productos, por cada libra de plástico les pagan Q2 y 25 centavos la de latas. Antes de la crisis sanitaria podían vivir de ello, pero ahora sin buses deben pagar taxis y muchas veces es más caro para ellos. En el caso de don César, a veces prefiere caminar con las bolsas para ahorrar ese dinero, aunque su andar es lento y necesita apoyarse de su bastón.


Pese a la edad de ambos no se han rendido y siguen saliendo a trabajar, teniéndole más miedo al hambre que al propio virus, ya que sin dinero no pueden vivir. Cada centavo que reciben lo atesoran como si fuera el único, pues durante la pandemia han sufrido necesidades que a las personas de su edad no deberían estarles sucediendo.


Sé Feliz Guatemala es una organización que apoya a los comerciantes de la economía informal, en especial a los de la tercera edad. Ellos realizan campañas para recolectar fondos y dignificar, así como contribuir a la vida de estas personas. Si deseas sumarte a esta iniciativa y darles apoyo económico a doña Vicenta y don César escribe a las redes sociales de @sefelizguate para que te brinden más información. Recuerda que juntos saldremos adelante.






Ver comentarios

Comentarios

Valoración General
0