Pin Plata sueña con regresar al club de sus amores

Fotografías: Osman Velásquez / Relato


La historia comenzó con un joven soñador que hoy ya tiene 46 años. Habilidoso para tocar el balón y con mucho compromiso. Carismático y emprendedor. Juan Carlos “Pin” Plata es un ícono en el fútbol nacional y recientemente comenzó su aventura como máxima cabeza de un equipo de Primera División.

El fútbol desde mis inicios me dio todo. 

Es de estatura baja, tez morena y una gran sonrisa que resplandece en todo momento. Jugó por 20 años y anotó 411 goles en su carrera como profesional. Es el segundo máximo anotador de la Selección Nacional y el eterno 15 para los rojos.

Juan Carlos colgó los botines en diciembre de 2011 pero su figura sigue siendo intocable por jugadores y aficionados. A donde va es respetado. Seguidores de distintos equipos se fotografían con él y su huella dejó un legado tan fuerte, que nadie ha podido siquiera acercarse.

Te invito a leer: SOY AFICIONADO Y ASÍ VIVO UN FIN DE SEMANA SIN FÚTBOL

El ídolo fue Director de la Academia en el CSD Municipal y mantuvo relación con un proyecto personal. Luego, recibió la confianza para ser sub-entrenador de la plantilla mayor en la misma institución y con varios técnicos que desfilaron por la banca, abriendo la puerta para la bicolor junto al entrenador Walter Claverí.

"Pin" ha anhelado dejar una buena impresión como estratega. Mixco es el reto que debe superar para escalar posiciones. Ha brillado en las distintas vitrinas que ha cruzado. Sus ojos siempre destellan vivas ilusiones y su personalidad lo hace ganarse rápidamente a quienes le rodean.

Es una faceta bastante linda porque no estamos tan lejos de la cancha.


Desde que fue jugador soñó con entrenar a un equipo. Aprovechar todos sus conocimientos para trasladarlos a nuevas generaciones. Unos 3 o 4 años previo a su retiro cursó el técnico para entrenadores y hoy, con camisa color naranja y una gorra blanca dirige a un grupo de visionarios jóvenes.

Plata tuvo poco más de un año para planificar su salida del campo, eso le permitió tomar esta nueva responsabilidad con los pies en la tierra, humildad y seguridad.

A "Pin" le gusta mantener un buen ambiente en su camerino, lleno de risas y compañerismo. A veces se incorpora al trabajo del equipo o termina pateando la pelota al arco para que sus porteros afinen reflejos. ¡Vaya si no lo lograrán con la perfecta definición de tan grande personaje!

Conoce a los protagonistas de otros deportes: GUIDO ABDALLA, UN KARATECA GUATEMALTECO ¡DE ORO!

Pin es bromista, le gusta inculcar valores dentro y fuera de la cancha. Irónicamente ahora dirige a jugadores con los que tuvo la oportunidad de compartir anteriormente como Cristian Noriega y Kevin Lemus.

El fútbol no me deja de sorprender y me abre puertas todo el tiempo.

Su pasión y entrega al deporte le han enseñado a aprender todo el tiempo y de cuanta persona esté a su alrededor. A prepararse constantemente e innovarse. ¡Sí, todo el trabajo que conlleva ser un entrenador comprometido!

Pese a que fue, es y será reconocido por sus logros, "Pin" no tuvo la oportunidad de jugar en el extranjero o ganar títulos con Selección y es una espinita que por momentos le quita el aliento, sin embargo lo motiva para vivir una experiencia similar con el gafete de estratega.

Sueño con algún día ser el entrenador de Municipal. 

Ser técnico de un equipo grande conlleva mucha paciencia, sacrificio y preparación.

Mucho de lo que hoy implementa en sus entrenamientos junto a Enrique Gardiner lo aprendió de las grandes ligas como Enzo Trossero, Ever Hugo Almeida, Horacio Cordero y Miguel Ángel Brindisi, entre otros. Comprendió la importancia de ser una persona frontal, clara y sincera. Quiere y trabaja porque el grupo sea una familia.


Volvió a hacer vibrar a la afición roja

El sábado 13 de mayo de 2017 quedará tatuado en la mente de los aficionados. Un día soleado en el que muchos se dieron cita en el Manuel F. Carrera del Trébol. No era un día cualquiera, era la despedida de Claudio Albizuris. Como un detalle especial, el jugador invitó a varios amigos para disputar un encuentro.

Pedirle al fútbol algo más de lo que me dio sería muy soberbio.

Juan Carlos Plata fue uno de los invitados. Inmediatamente al salir al campo las y los seguidores se volcaron hacia él. Cantaron con locura su primer gol y cada jugada que creaba. Las redes sociales reventaron con las fotografías de Plata, Mario Acevedo, Chalo Romero y otros celebrando.

¿Te gusta el fútbol internacional? KEYLOR NAVAS CUMPLE EL SUEÑO DE MUCHOS NIÑOS EN EL MUNDO

La llegada de Juan Carlos al estadio, su ingreso al camerino, compartir con las figuras del recordado Pentacampeonato, ver las sonrisas de todos los protagonistas, fue un momento muy especial para el ex jugador.

Jugar con el plantel de tus amores es algo muy lindo. 

El cariño de la gente es espectacular.


Revive el gol de Pin Plata a Brasil en 1998:


Ver Comentarios