Quiriguá, un sitio ancestral y mágico que combina lo mejor de la historia y la naturaleza. Un sector de 34 hectáreas que, desde 1910 conserva su estado sin alteración alguno. Durante la época clásica Maya, este lugar se convirtió en una de las plazas más extensas de todo el territorio maya durante su apogeo.

Gracias a la conservación del antiguo dueño del sector, la United Fruit Company, el recurso natural del sitio arqueológico permite adentrarse en unas ruinas mayas sin igual, convirtiendo el paseo en toda una aventura.

Hoy, Quiriguá se ha tornado en uno de los sitios arqueológicos más importantes junto a Tikal, El Mirador o Iximché.

Junto a la gran importancia del lugar para la cultura Maya y la fauna que acompaña a las ruinas, Quiriguá ostenta el título de Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 1981, cuando la UNESCO le otorgó esta categoría al considerarlo como “una obra maestra del genio creador humano” y por “haber ejercido gran influencia, durante un periodo concreto o en un área cultural del mundo determinada, en los ámbitos de la arquitectura, las artes monumentales o la planificación urbana y la creación de paisajes”.

Foto: INGUAT

El parque se conforma de tres partes principales llamados Centro Mayor, Plaza Central y el sector de Juego de Pelota. El sitio lindera con el río Motagua, por lo que la mística de la naturaleza se encuentra directo con las ancestrales construcciones mayas que datan desde el año 426 después de Cristo (d. C.). Por ello, puedes avistar hasta 400 especies de aves en el área.

Entre las plazas se encuentran 33 estelas que son consideradas entre las más grandes del mundo. Aquí podrás apreciar el monolito que aparece en las monedas de 10 centavos. Por otro lado, También existen cuatro zoomorfos, piedras con más de 20 toneladas de peso esculpidas con la forma de animales.

Foto: INGUAT






¿Cómo llegar?

El sitio arqueológico se encuentra a poco más de 208 kilómetros de distancia de la Ciudad de Guatemala. Para llegar a Quirigua es necesario tomar la ruta al Atlántico CA-9 Norte con rumbo hacia Puerto Barrios. Tras tomar esta ruta, en el kilómetro 204, podrás encontrar una señalización hacia el cruce del Sitio Arqueológico Quiriguá.

Foto: INGUAT

Luego, es necesario desviarse en este lugar y conducir por los extensos campos de plantación de banano. Al final, encontrarás la entrada al sitio.

Se recomienda llevar protector solar y ropa cómoda para caminar. Por otro lado, el horario de atención es de 8 horas a 16:30 horas durante toda la semana. El precio de ingreso para nacionales es de Q80 y para extranjeros tiene un costo de Q80.

¿Te gustaría visitar este lugar?

Fuente

INGUAT

Ministerio de Cultura y Deportes


Ver comentarios

Comentarios

Valoración General
5