Es bastante común que a nuestros perros y gatos les piquen abejas, arañas, mosquitos, pulgas y otros insectos pequeños. Lo inusual es que a nuestros peludos les pique un alacrán, pero no es imposible.

Existen muchos productos para evitar picaduras de pulgas y para curar la picazón que pueden causar en nuestras mascotas. Sin embargo, una picadura de alacrán es algo que podría ser mortal.

Qué hacer en el momento

  • Mantener la calma. Es difícil, ya que el alacrán puede causar preocupación porque existen muchos prejuicios sobre la letalidad de su picadura.
  • Intenta atrapar al alacrán que ha picado a tu peludo. Colócalo en un frasco para que el veterinario pueda identificarlo. Si no es posible, toma una foto.
  • No te demores tanto en el paso anterior, lo importante es llevar a tu mascota de inmediato al veterinario. Hay clínicas que atienden las 24 horas.

La sospecha es suficiente

Puede que la picadura no suceda en el mismo momento y no puedas ver al arácnido. Es por ello que debes estar pendiente de los síntomas de una picadura como:

  • Lagrimeo y ojos llorosos.
  • Pupilas dilatadas.
  • Salivación excesiva.
  • Espasmos musculares.
  • Hinchazón.
  • Dificultad para respirar.
  • Convulsiones o colapso.
  • Gemidos de dolor.

Nunca apliques cremas, ungüentos o lociones para intentar curar a tu mascota. Tampoco les des medicinas o tratamientos caseros para aliviar su malestar.

Uno de estos síntomas es suficiente para visitar al veterinario. Además del veneno, el animal podría morir por una convulsión, así que su vida depende de la rapidez con la que actúes.

En el caso de los gatos, manejan un umbral del dolor diferente al de otras especies. Soportan más dolor y son menos propensos a quejarse, ya que no les gusta demostrar debilidad.

Es por ello que debes observar cualquier conducta anormal y examinarlo para ver si tiene bultos, hinchazón o la piel de un color diferente.

Incluso, los gatos pueden alejar a estos arácnidos de nuestros hogares, ya que por su naturaleza cazadora, suelen defenderse mejor de ellos y hasta comérselos.

Conoce al agresor

Los alacranes son arácnidos típicos de zonas áridas y calurosas, también pueden aparecer en terreros boscosos. Pueden vivir en lugares alejados de las ciudades urbanizadas o en jardines.

En Guatemala, se han reportado alacranes en lugares residenciales como en los condominios de Carretera a El Salvador.




Son animales nocturnos y viven en rincones donde hay acumulación de excesos o comida. También viven en jardines, por lo que es muy común una picadura por pisarlos accidentalmente.

A pesar de parecer intimidantes, existen escorpiones que no son peligrosos para animales grandes y humanos adultos. Fíjate en estas características:

No es peligroso si

  • Es de color marrón oscuro o negro.
  • Tiene pinzas redondeadas.
  • Su dorso es de coloración pareja y uniforme.
  • Cola únicamente con aguijón.

Es peligroso si

  • Es de color amarillo o marrón claro.
  • Su cuerpo alargado.
  • Tiene pinzas largas y finas.
  • El dorso es marcado con rayas definidas.
  • Cola con aguijón y púa. Apariencia de doble aguijón.

Los animales pequeños, como aves o conejos, tienen menos posibilidades de sobrevivir a una picadura. Los niños menores de 12 años y adultos mayores de 65 años también corren mayor peligro.

Ten en cuenta que aunque es poco probable encontrarte con un escorpión o alacrán, es un escenario posible.

No dejes que deambulen por las calles y jardínes por las noches. Durante esas horas, los alacranes salen a cazar. Mantén tu jardín y hogar ordenado. Evita la acumulación de basura o cosas porque es ahí donde estos animales se refugian.

Ten siempre a la mano el teléfono del veterinario en caso piquen a tu mascota. Si sospechas que hay una plaga en tu casa, llama de inmediato a un exterminador de plagas.

Debes estar alerta para salvar a tus mascotas y tenerlos contigo por más tiempo.

Fotos: Planet Deadly


Ver comentarios

Comentarios

Valoración General
4