“Podría salir con bandera blanca, pero a pesar de la crisis que se vive uno debe esforzarse para alcanzar sus metas”. 

Orlando Garrido, de 24 años, quien a pesar de la crisis sanitaria y los duros golpes de la vida busca salir adelante. “Soy hijo único, nos ha tocado salir adelante con mi mamá, ya que mi papá nos abandonó y las hermanas de mi madre se fueron a Estados Unidos y no sabemos de ellas”.

Orlando vive junto a su madre y abuela, quienes han sido su inspiración para continuar buscando sus sueños. “Mi mamá padece de epilepsia desde los 10 años de edad”. “Soy un milagro de vida, ya que a ella le habían dicho que no podía tener hijos”.

Foto: Orlando Garrido 

Uber se ha convertido en su principal fuente de ingreso para mantener a su hogar. “Tenía 3 años de trabajar en un banco cuando me despidieron, a raíz de eso ingresé a UBER y ahora ya llevo 1 año de trabajar en esa empresa”.

Uber cats

Cuando manejaba un día por la ciudad capital, Orlando encontró a unos pequeños gatos abandonados que sin pensarlo dos veces los subió a su carro. “Me encontré con unos gatos de la calle, los subí a mi automóvil para darlos en adopción, así que publiqué quién los quería”.

“Una chava me llamó para decirme que ella los adoptaría y me pagaba el viaje por ir a dejarlos”.

Orlando es amante de los animales y no se imaginó que ese día iba a cambiar su vida y forma de trabajar. “Al poco tiempo me topé con una cliente de Uber quien había solicitado anteriormente 5 ubers y no quisieron tomar el viaje porque llevaba mascota”. “Yo tomé el viaje y así empezó Uber Cats”.

Foto: Orlando Garrido 


Soy una persona que da la vida por los animales.

Ahora, no solamente presta el servicio de Uber a personas, sino también a los animales. “Estoy trabajando con veterinarias que me llaman para llevar a mascotas a su casa después de una castración o por alguna consulta”. “También algunos clientes que me llaman porque quieren llevar a sus perros o gatos a las veterinarias”.




Foto: Orlando Garrido 

Uber Cats es la idea que le ha generado atraer más clientela. “Tomo las medidas higiénicas adecuadas después de llevar a un perro o gato, desinfecto y lavo mi carro para proteger la salud de mis demás clientes”. 

Foto: Orlando Garrido 

Orlando con su creativa idea busca atraer más viajes para operar a su mamá.  “Actualmente, mi madre tiene una enfermedad que se llama flebitis y necesita una intervención quirúrgica en su pierna”. “La tratamos de llevar al Hospital Roosevelt, pero ya está colapsado, no están tratando otra enfermedad que no sea el COVID-19 y en el San Juan de Dios no la reciben”.

“Por lo tanto, debemos ingresarla a un hospital privado y la operación sale alrededor de Q10 mil y para mí es bastante, ya que no tengo los recursos ahorita”.

Con perseverancia y dedicación a su trabajo, Garrido sabe que lo puede lograr. “Yo sé que al trabajar duro y con fe sé que puedo lograr que operen a mi mamá”.

“La vida me ha puesto personas que me han abierto las puertas. Nunca me imaginé que permitir subir a las mascotas a mi carro iba a impactar tanto”.

El comienzo de su profesión actual fueron tres perros y un gato rescatados de la calle, así combina su profesión con el amor a los animales. “Podría salir con bandera blanca, pero a pesar de la crisis que se vive uno debe esforzarse para alcanzar sus metas”. 

Foto: Orlando Garrido 

Un servicio diferente, hecho para los amantes de los animales. 


Ver comentarios

Comentarios

Valoración General
0