El mejor amigo del hombre y de la mujer necesita los cuidados necesarios durante toda su vida para que esta sea plena. Buena alimentación, ejercicio diario, ponerle sus vacunas, es lo mínimo que se debe hacer para mantener a nuestros cachorros sanos.

Sin embargo, hay un problema que cualquier perro puede llegar a padecer: la ceguera.

Según las pagina Supercachorros.org, los perros, conforme van envejeciendo, podrían ir perdiendo la vista gradualmente hasta quedarse ciegos. También resaltan que pueden padecer de una ceguera repentina, por alguna enfermedad o cambios bruscos en el metabolismo.

La diabetes es una enfermedad común en los perros, la cual puede causar cataratas crónicas y ceguera. Supercachorros.org agrega que en los cachorros, la ceguera también existe y suele darse por malformaciones en la córnea o cataratas.


Cómo identificarlo

  • Choca a menudo con las cosas que no se han movido de lugar.
  • A más de 3 metros desconoce mi rostro hasta que lo llamo.
  • Mala visión nocturna.
  • Pierde de vista el plato de agua o comida, no ve sus juguetes.
  • Mueve la cabeza para todos lados cuando le llamo.
  • Pasea con mucha precaución.
  • No ve dónde lanzó la pelota o el juguete.

Además, se puede identificar revisando los ojos del perro, si tiene exceso de lagañas o incluso secreción, opacidad, nubosidad, enrojecimiento, ojos entrecerrados y lesiones externas o internas. En este punto, lo más recomendable es visitar a un veterinario.






Vivir con un perro ciego

La página Ágora Canina resalta que los animales, en general, tienen una asombrosa adaptabilidad. Por ello, un perro que tenga ceguera aprenderá a adaptarse al entorno y a su hogar explotando sus otros sentidos.

Si tu perro es ciego, no lo abandones ni lo pongas a dormir, ya que pueden llevar una vida feliz y normal.

Ágora Canina indica: “Si la ceguera es repentina, el perro posiblemente pase por un período de transición que será algo difícil, pero con el tiempo prácticamente todos los perros se ajustan a su nueva condición, incluso sin la ayuda de las personas”.

Sin embargo, los cuidados y atenciones que un perro ciego debe llevar, son necesarios e indispensables para mejorar su calidad de vida. Ágora Canina señala que los canes son muchísimo más resilientes que las personas.

“No les importa perder la vista, una pata o media oreja, una vez que ya ha sucedido. Simplemente siguen adelante y tú debes hacerlo junto a él”, manifiesta Ágora Canina, que tiene un listado de consejos para el cuidado de un perro con ceguera.


Cuidados

  1. Adapta tu hogar quitando cualquier cosa que pueda provocar un accidente.
  2. Mantén el comedero y el bebedero en el mismo sitio.
  3. Evita cambios de mobiliario (sillones, mesas).
  4. Bloquea las escaleras.
  5. Entrénalo para subir y bajar escaleras.
  6. Pasea por zonas familiares para el perro.
  7. Introdúcelo despacio a nuevas zonas.
  8. Entrena algunas señales extra con tu voz.
  9. Trabajan el tacto del perro.
  10. Haz que socialice con otros perros.
  11. Avisa a las personas que es ciego.
  12. Usa accesorios especiales.
  13. Juega con él.
  14. No lo asustes.



Ver comentarios

Comentarios

Valoración General
3