Muchos reconocen su nombre únicamente como la moneda de Guatemala, sin embargo es algo que va más allá y que tiene mucho valor. La mayoría nunca lo ha visto y otros solo tienen una idea de cómo es por fotografías, pero es uno de los animales más hermosos que existen y que están desapareciendo.

Su nombre científico es Pharomachrus mocinno, una especie de ave que se distribuye desde el sur de México hasta Panamá y vive entre bosques nubosos.

En Guatemala, es más que una ave. Es el nombre de la moneda nacional desde el 26 de noviembre de 1924, cuando el presidente José María Orellana emitió el decreto gubernativo 879. El Quetzal, también fue declarado ave nacional en 1871 y cada 5 de septiembre se le conmemora su día.

Además, su imagen se observa en la bandera y el escudo del país. Así como el reconocimiento de la Orden del Quetzal, que es la máxima distinción honorífica que otorga el Gobierno a personas que hayan prestado servicios distinguidos a la nación, ya sea de forma nacional o internacional.

Lamentablemente, según la página Animales en Peligro de Extinción, el Quetzal se encuentra catalogado dentro de la lista de las especies en peligro de extinción de la UICN como casi amenazada. Dicha página señala que su población disminuye cada año a un ritmo tan rápido que en poco tiempo podría incluso hasta desaparecer.

“Aparte de sus depredadores naturales, el Quetzal se ve expuesto a la caza ilegal constante para intentar venderlos como mascotas, sin saber la mayor parte de los compradores de esta bella ave que es incapaz de sobrevivir en cautiverio y una vez atrapada deja de alimentarse y termina falleciendo”, señala el sitio web.

Foto: Osman Velásquez


¿Cómo es un Quetzal?

Para todo aquel que aún no lo ha visto, se recomienda visitar las diferentes áreas protegidas donde habitan. El Quetzal tiene características que te harán distinguirlo fácilmente, su longitud corporal tanto del macho como de la hembra oscila entre los 35 y 45 centímetros, pero el macho posee una cola de plumas de unos 60 centímetros de longitud.




En el macho las plumas verdes de la cabeza le dan un aspecto de cresta corta y peluda, en la cual aparece sus diminutos ojos color pardo. Su pico amarillo es curvo en el extremo y ancho en la base, lo que le da una forma aplastada, mientras que su cuello y la parte superior del pecho son de un verde esmeralda que cambia a un azul dependiendo del ángulo.

La parte inferior del pecho y el vientre son de rojo escarlata. En Guatemala, existe la historia de que el color de su pecho es por el recuerdo de aquel Quetzal que se posó sobre el cuerpo de Tecún Umán, cuando había sido herido en el corazón por Pedro de Alvarado, manchando su plumaje con la sangre de aquel héroe indígena.

Por su parte, la hembra aunque hermosa es menos vistosa, carece de cresta y de plumas largas en la cola. Tiene una cabeza grisácea y un pico que varía entre amarillo y negro; su pecho y el dorso son verdes y su parte inferior roja; mientras que su cola presenta franjas blancas, negras y grises.

Foto: Osman Velásquez

El refugio del Quetzal

El Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP) con el apoyo del proyecto Promoviendo Territorios Sostenibles y Resilientes en Paisajes de la Cadena Volcánica Central de Guatemala del programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) realizó una gira en el departamento de San Marcos, con el fin de dar a conocer el área protegida Refugio del Quetzal.

El Refugio del Quetzal, en San Rafael Pie de la Cuesta, en San Marcos, es una área protegida donde habita y se le puede observar en esta época del año, justo cuando se dan los frutos del cual se alimenta de noviembre a abril. Según personal del CONAP, el área resguarda alrededor de 75 parejas de estas aves.

Queda a unos 30 minutos de San Marcos, en el lugar, guías especializados te darán un recorrido por el bosque donde es casi seguro que podrás ver un Quetzal. Se te recomienda llevar ropa cómoda para caminar, zapatos apropiados, agua y mantenerte en silencio para que no se alejen.

CONAP señaló que para su protección es importante la buena gestión y el manejo de las áreas protegidas, especialmente donde habita el Quetzal. Entre estas se encuentran Sierra de las Minas, Biotopo del Quetzal, el Refugio del Quetzal y otras áreas de la cadena volcánica, donde habitan distintas especies de flora y fauna importantes en el ecosistema.

Entre las acciones de protección y conservación que se están realizando para el Quetzal y su hábitat, se encuentra la formulación de la estrategia Nacional del Quetzal, donde el CONAP está brindando apoyo al centro universitario de Zacapa y otros socios vinculados a las áreas de distribución de la especie.

Foto: Giovanni Pérez



Ver comentarios

Comentarios

Valoración General
0