Guatemala es uno de los países con los índices de pobreza y desnutrición más altos en todo el mundo. De acuerdo con el Índice de Pobreza Multidimensional (IPM), en el país uno de cada tres menores de edad vive en pobreza extrema. La realidad que se vive es desgarradora, pero una organización católica de frailes y laicos desde hace 39 años ha hecho todo lo posible por hacer un cambio y ayudar a los más necesitados.

Las Obras Sociales del Hermano Pedro comenzaron en Antigua Guatemala, en 1983. La idea de seguir los pasos del Santo Hermano Pedro fue el impulso que necesitó Fray Guillermo, junto con otros antigüeños, para comenzar un centro de ayuda para personas que necesitaran atención médica. Los distintos albergues que se crearon han ayudado a miles a lo largo de su historia.

Lo que comenzó con unos pequeños albergues, cada vez ha crecido más. Ahora ayudan no solo a personas que necesitan de operaciones especiales, sino que también cuentan con 5 diferentes dependencias. Hay un centro de ayuda a adultos mayores, uno nutricional para niños que sufren de desnutrición, otro para tratar adicciones, una guardería para cuidar a los hijos de los trabajadores del mercado de Antigua Guatemala y un hospital llamado Virgen del Socorro que brinda ayuda médica a aproximadamente 400 personas.

En Guatemala existen muchas enfermedades que son difíciles de tratar y en las Obras Sociales del Hermano Pedro el amor no falta para atender a las personas que requieren de un cuidado especial. Las labores que se realizan son muchas y conllevan dificultades, pero con la entrega de todos los frailes y colaboradores, la institución cada día entrega más de sí para todos.

Los obstáculos han sido muchos y en ocasiones graves. Fray Jesús, director de la organización, expresa que Dios siempre ha estado presente. A lo largo de los años han sufrido de crisis financieras, incluso de ataques. Sin embargo, nunca fue, ni será, un impedimento para continuar con los pasos del Santo Hermano Pedro que recorrió las calles de Antigua Guatemala dándolo todo por los demás.




Quienes forman parte de las Obras Sociales del Hermano Pedro se entregan a su labor. Cada médico, cada voluntario, cada enfermera y todos los trabajadores están haciendo el cambio que el país necesita.

Rifa un millón de amigos

El 2020 es el tercer año que las Obras Sociales del Hermano Pedro realiza una rifa para recolectar fondos y continuar ayudando a muchos. Cada ticket de la rifa cuesta Q20, al adquirirlo estarás contribuyendo con el alimento y la ayuda médica.

Debido a las medidas que se deben de tomar por el coronavirus se han implementado muchas maneras para adquirir tu ticket o talonario. Existen distintos puntos de venta, al igual que se ha habilitado un número de teléfono y WhatsApp para contribuir con la rifa Un millón de amigos. De igual forma, se ha facilitado un número de cuenta en el banco Banrural para los depósitos. 

Con cada número que compres estarás ayudando a un niño que necesita alimentación, a un adulto mayor que requiera abrigo, a un enfermo que precise refugio y a muchas personas que necesitan de ti.


Ver comentarios

Comentarios

Valoración General
0