Del jueves 11 al domingo 21 de julio, la XVI Feria Internacional del Libro en Guatemala (FILGUA) abrirá sus puertas para recibir a amantes de la literatura de todo el mundo en Fórum Majadas, zona 11.

Este año, el evento cuenta con la participación de Chiapas, estado mexicano que, con su calidad de invitado especial, presentará más de 40 actividades que aproximarán a nuestro país con la cultura mexicana.

Además, esta edición rendirá homenaje al escritor guatemalteco Humberto Ak’abal con conversatorios, talleres y lecturas que los visitantes conecten con las letras del literato.

“Le informamos a Humberto, en julio de 2018, pero desafortunadamente nos dejó en el camino. Esta será la ocasión para recordarlo y seguir escuchándolo. En su ausencia, son sus lectores los que toman la palabra”, comentó Philippe Hunziker, presidente de la Asociación Gremial de Editores de Guatemala y FILGUA.

Durante la feria, se presentarán más de 80 libros nuevos. Los asistentes podrán disfrutar de más de 400 actividades de gastronomía, cine, teatro, música, concursos, así como recorrer los distintos stands para comprar sus libros favoritos.

FILGUA 2018.

Conoce el programa de actividades aquí.

En esta edición, los niños volverán a tener un espacio importante a través de un área especializada, así como el reconocido concurso interescolar de lectura y el programa FILGUA Adentro, en donde escritores internacionales convivirán con alumnos dentro de sus escuelas.

Para los pequeños lectores

Este año, los niños tienen un papel más importante que en años anteriores. FILGUA Niños contará con muchos más talleres, clubes de lectura y cuentacuentos.

El área infantil será cuatro veces más grande que lo que ha sido anteriormente. “Encontramos la forma para que los niños tengan oportunidades de divertirse con actividades variadas para que puedan jugar a leer”, resaltó Hunziker.

Entre estas actividades destaca el IX Concurso Interescolar de Lectura, actividad que se realizaba incluso antes de que FILGUA abriera sus puertas.

El objetivo principal de concurso es desarrollar el hábito de lectura en los más pequeños. “Participan escuelas y colegios de todo el país”, mencionó Hunziker.

FILGUA 2018.

Cuenta con cuatro categorías, con base en la edad de los participantes. El comité organizador de la feria selecciona cinco obras literarias para cada una de las categorías. Los participantes leen tres de ellas y eligen una obra para participar en el concurso.

Cada establecimiento educativo organiza jornadas de lectura durante los meses previos a la feria. Se selecciona a los mejores alumnos para integrar el equipo que los representará en el concurso.

Te puede interesar: Bibliotecas en Guatemala guardan muchos tesoros, pero pocos los aprovechan




Cada equipo presenta un trabajo teórico práctico de las obras y planifican una actividad lúdica, como una obra, un baile o un juego. Esta es presentada al público en las semifinales.

El establecimiento ganador recibirá premios para los estudiantes, así como vales para la adquisición de libros en los distintos stands de la feria.

Este año, FILGUA recibió 114 propuestas de 56 establecimientos de siete departamentos de Guatemala. Estos participarán en la semifinal el 16 y 17 de julio. La final se disputará el 19 y 20 de julio.

Reconocen labor bibliotecas públicas

Este año se llevará a cabo la premiación del IV Concurso Nacional de Bibliotecas Públicas, en el marco de la Conferencia Internacional de Bibliotecas el 16 de julio.

Este es organizado por la Gremial de Editores de Guatemala para “reconocer el esfuerzo que de los gestores culturales que coordinan y mantienen las bibliotecas públicas del país”.

Te puede interesar: La guerra dejó un recuerdo imborrable en la Biblioteca Bernardo Lemus

“Aunque no están bien abastecidas, debido a que no cuentan con grandes presupuestos, su papel más importante no es tener libros, sino crear espacios seguros para que una comunidad remota pueda reunirse y florecer”, indicó Hunziker.

Biblioteca Bernardo Lemus.

Las bibliotecas ganadoras en esta cuarta edición del concurso son: Biblioteca Fray Payo Enríquez de Rivera, en Panajachel (Sololá); Biblioteca comunitaria Riecken La Libertad, en la aldea La Libertad, Morales (Izabal); y Biblioteca Nuevo Amanecer en Cabricán (Quetzaltenango); con el primero, segundo y tercer lugares, respectivamente.

Además del diploma de reconocimiento, las bibliotecas recibirán vales para adquirir libros en la feria y así enriquecer su acervo bibliográfico.

Cada una recibe alrededor de mil y 2 mil visitantes de todas las edades cada mes. Además de la lectura, las bibliotecas son reconocidas por fomentar la formación en otros temas como medioambiente, lenguas mayas, tradiciones, emprendedurismo y economía.

En todo el país hay 366 bibliotecas y centros de documentación, según datos de 2017 del Instituto Nacional de Estadística (INE). Estos lugares incluyen bibliotecas municipales, semiautónomas, autónomas, privadas y gubernamentales.

De acuerdo con el INE, 148 de las bibliotecas se encuentran en la capital. Alta Verapaz es el segundo departamento con más centros de documentación, con 24. Departamentos como Totonicapán solo cuentan con dos.

Durante 2017, todas las bibliotecas y centros de documentación en el país recibieron a 1 millón 63 mil 993 usuarios.

Fotos: Biblioteca Nacional de Guatemala, Biblioteca “Lic. Bernardo Lemus Mendoza”, FILGUA.


Ver comentarios

Comentarios

Valoración General
0