Lucía Arana, a sus 34 años, se ha convertido en la primera mujer Física Médica en Guatemala. Estudió Física Aplicada en la Universidad de San Carlos y se especializó en el Centro Internacional de Física Teórica (ICTP) en Italia.

“El programa es difícil y el nivel de ciencia alto. Me di cuenta de que la educación guatemalteca le hace falta mucho en este campo”, contó Lucía.

Hace dos años empezó a impartir clases en la Escuela de Ciencias Físicas y Matemáticas en la USAC. Durante este tiempo, Lucía se percata que el nivel educativo en los colegios era bajo, al evaluar a los estudiantes que se preparaban para ingresar a la universidad.

“Estudiar en el extranjero te abre los ojos y por esta razón surge la Escuela de Ciencias, donde científicos guatemaltecos imparten las clases. Esto porque ya han tenido la oportunidad de estudiar en otro lugar y regresan con una nueva visión en el campo de la ciencia, que en comparación de nuestro país, es limitada”.


“La física está en todo”

Lucía desde muy pequeña tuvo la curiosidad de saber el porqué de las cosas. Su hermano influyó en su gusto por la ciencia y su padre el de la lectura. La cosmovisión maya la maravilló cuando estaba en el colegio y se dio cuenta que si quería estudiar astronomía primero debía saber de física.

¿Por qué el cielo es azul? Fueron una de las incógnitas que Lucía tenía y a pesar de que en el colegio le enseñaran de forma “aburrida” o “tediosa” las matemáticas y físicas, se enamoró de ese mundo.

“Fui la típica loca que le gustaba la física en el colegio”.

Amigos y familiares le decían “no tendrás vida” o “no ganarás nada”. Lucía no los escuchó y continuó preparándose. Mientras estudiaba, también formó parte de una banda musical, siendo la bajista del grupo. Hizo mucho deporte y fue parte del equipo de cheerleading.

“Estudiando física continué con mi vida. Salgo a comer, tengo tiempo para mis sobrinos, me gusta la música y nada de eso hizo que dejara de ser la de siempre”.


Las “dificultades” de estudiar ciencia

Antes eran muy pocas las mujeres que ingresaban a estudiar ciencia, ahora ya son más, pero comparadas a otras carreras el número de estudiantes sigue siendo baja. En ocasiones, estereotipan a las personas que les gusta la ciencia, pero existen programas de televisión que han logrado dejar esto atrás despertando la curiosidad por la misma.

“Fue algo muy curioso que programas como The Big Bang Theory influyeran en los jóvenes por interesarse en optar a estudiar carreras afines a la ciencia”.

Lucía cuenta que los padres no se informan sobre este tipo de carreras y por desconocer no permiten que sus hijos estudien ciencia. Estos tipos de pensamientos son desmotivantes para los jóvenes que derrumban sus sueños.

“Yo tuve alumnos que eran muy pilas. Querían estudiar física o alguna ciencia, pero la respuesta de los padres, era que eso no les iba a servir para nada”.


¿Qué hace un Físico Médico?

Son muy pocos los físicos médicos en Guatemala. Ellos se dedican a trabajar en un hospital, optimizando el uso de radiaciones, para uso de tomografías, resonancia magnética, entre otros. Y a nivel terapéutico se encuentran la medicina nuclear y radioterapia.




Un físico médico se enfoca en la protección radiológica, asegurando dar el control de calidad para que la radiación sea controlada. Lucía trabaja dando radioterapias, esto consiste en el uso de radiaciones ionizantes para destruir el ADN de las células cancerosas, guiando la radiación para penetrar donde está el tumor y así proteger a los órganos en riesgo.


Foros virtuales sobre mujeres en ciencia

Cada año un doctor en matemáticas organiza un foro virtual para científicos guatemaltecos, dando charlas y conferencias en transmisión en vivo sobre temas e investigaciones. El aporte de Lucía es un foro de mujeres en ciencia, es el único que es distinto al foro virtual por ser participativo y conocer otros enfoques de un tema determinado.

Al enseñar y mostrar realmente cómo es la física, alumnas de Lucía se dedicaron a estudiar ciencia. El año pasado, el foro se enfocó en estudiantes, en este participó una de sus exalumnas en el colegio, quien ahora es una de las estudiantes destacadas en física de su universidad.

“En una oportunidad me dijo que gracias a la motivación y el apoyo que le brindé, ahora estudia física. Esto me puso muy contenta, después de tanto esfuerzo valió la pena”.


La mujer científica en Guatemala

La mujer científica juega un papel muy importante en el país. Que existan figuras como mentoras inspiran a las mujeres para ser agentes de cambio, fortaleciendo el deseo de querer alcanzar un sueño.

“Siento la responsabilidad de incentivar a otras chicas y enseñarles el camino y no de pararlo. Porque la sociedad muchas veces niega las oportunidades a las mujeres”.

En el marco del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, Lucía tuvo la oportunidad de participar en un albergue de jóvenes que fueron víctimas de abuso sexual. Ella les habló de sus experiencias y las motivó a conocer el mundo que la ciencia tiene para todos.

Muy pocas personas conocen que existen mujeres atrás de la ciencia, Lucía quiere seguir alimentando el gusto por la misma. Ella menciona que, como científica su labor es seguir inculcando la ciencia para tener más profesionales en distintos campos en el país.


“Soy la primera mujer física médica sí, pero espero ser la primera de otras que vengan”



Ver comentarios

Comentarios

Valoración General
5