Leo vio el anunció por redes sociales y de inmediato llamó a su esposa. Del otro lado del auricular una emocionado Andrea no lo pensó mucho y aceptó hacer ese que prometía ser un memorable viaje en pareja. Era una inmejorable oportunidad para ver a una de las bandas más emblemáticas y populares del mundo y aprovechar para pasear unos días en ciudad de México.

Ambos tenían cuatro meses para planificar su visita a ciudad de México. Gestionar los días de permiso laboral, acudir a la embajada a tramitar los visados y aquellas gestiones logísticas necesarias para emprender el vuelo.

Leo, quien es vocalista en una banda de rock, lo había imaginado cientos de veces: el Foro Sol a reventar, el escenario iluminado y por supuesto Bono líder y vocalista de la banda en el centro. Where the streets have no name, With or without you, Stuck in a momento, eran algunas de las canciones ensayadas para corear en el sería un inolvidable concierto de rock.

Leo hizo un par de traslados en sus cuentas y desembolsó los Q10 mil que la agencia de viajes Sky Travel le había requerido por los dos boletos aéreos y las dos entradas al concierto.

Todo estaba listo para el concierto hasta que la agencia Sky Travel canceló la excursión, bajo la promesa del rembolso completo de lo gastado por los fans de U2.






Sin concierto y sin dinero 

Para Leo fue un balde de agua fría, las canciones que a menudo interpreta con su banda, ya no podrían ser escuchadas por él y su esposa, pero encontró en la promesa de la devolución de los Q10 mil un bálsamo a su molestia.

Pero no fue así,  en las instalaciones de Sky Travel no hay nadie y existen elementos suficientes para pensar que el gerente de esa empresa Elder Salazar anda fugitivo con el monto estafado a unos 60 viajeros nacionales.

Leo no tuvo otra alternativa que interponer una denuncia por estafa en el Ministerio Público -MP-. El ente investigador conoció solo en el departamento de Guatemala y durante el primer semestre de 2017, 14 mil 491 denuncias por estafa, en sus diferentes tipos (casos especiales, estafa de fluidos, estafa de entrega de bienes, mediante cheque, propia y mediante informaciones contables).

Ocho mil cuarenta y ocho son de casos especiales de estafa, el tipo penal que se presume encaja en lo ocurrido a Leo y Andrea. 

Reportes del MP dan cuenta que por ese tipo penal se han reportado solo 14 sentencias condenatorias en el año y es probable que muchas de estas correspondan a años anteriores.

Leo y Andrea esperan que se haga justicia a para él y el resto de víctimas, se les devuelva el dinero y que Elder Salazar vaya a la cárcel. Aunque esto ocurra nada le quitará el trago amargo de haberse quedado con las ganas de ver a U2 en Foro Sol. ¿Conoces a alguien que le haya pasado algo similar?


Ver comentarios

Comentarios

Valoración General
4