Las cosas que escucha Waldemar

Waldemar no es un hombre. 

Es un número de 4 dígitos (1561) en el que tú, o cualquiera de tus conocidos puede llamar, y de manera anónima informar de personas que se dedican al crimen organizado o cometen delitos.

Autos, nombres, direcciones, cualquier dato que creas ayudará a solucionar un crimen, secuestro, extorsión o venta de drogas y no tienes que dar tus datos.

Mira cómo algunas personas le cuentan a Waldemar lo que ven.

“Quiero reportar urgentemente que se necesita la presencia de investigadores, hay una gran organización que se dedica al comercio de drogas y robo de carros”.

“En los alrededores de la Universidad Landívar, circulan en la mañana ladrones en moto y carro y asaltan a quien se le ponga enfrente. Van con casco rojo, en motos negras, llevan un chaleco azul con rojo y tenis blancos”.

“En la colonia Los Pinos, zona 6 de Mixco, unos mareros se han establecido para armar una clica para extorsionar a los comerciantes. Mataron a una jovencita y se mantienen fastidiando a la gente”.

Y aunque la línea Cuéntaselo a Waldemar le sirve a la PNC para investigar hechos criminales o prevenir un delito, las personas suelen confundir su uso.

 Lee lo que denuncian quienes no saben utilizar a Waldemar..




“En Santa Lucía funciona una iglesia evangélica y le suben mucho el volumen a su equipo de sonido. Son las 12 de la noche y siguen haciendo sus relajos”.

“Disculpen mi molestia y enojo, pero el piloto del bus que se dirige al Búcaro y Cenma, trata a los usuarios como si fueran animales, frena como loco y cinco señoras ya se cayeron, incluyendo a mi madre”.

O como esta otra

“Mi vecino tiene un negocio ilegal en su patio de enderezado de carros, debido a que de lunes a domingo trabaja desde las 6:30 a 7:00 a.m. para reparar carros”.

“En mi colonia hay varios vecinos que hacen sus relajos y a todo volumen, siempre terminan en pleitos y agarrándose unos con otros”

Debes tener presente que Waldemar solo recibe llamadas de casos de extorsión, violencia intrafamiliar y delitos en los que la confidencialidad es necesaria.

Desde su fundación, unos diez años atrás, Cuéntaselo a Waldemar ha prevenido la muerte de personas y desarticulado bandas criminales gracias a ti.

Fuentes: PNC, Mingob


Ver comentarios

Comentarios

Valoración General
5