El poder de OXFAM sobre los miserables

El martes 12 de enero de 2010, un terremoto sacudió la isla caribeña, miles de muertos y edificios destruidos. Días después, la caridad de OXFAM se hizo presente, con unos US$100 millones bajo el brazo llegó a Haití para ayudar.

Los días se convirtieron en semanas y las semanas en meses, y allí estaba OXFAM. El poder de las personas contra la pobreza, es el lema de la organización internacional que opera en 90 países alrededor del mundo y en Haití con unos matices más de ayuda ante la crisis humanitaria.

En Guatemala, OXFAM, en cambio, promueve proyectos de justicia de género, tierra y economía rural y adaptación al cambio climático. Y en su sitio de Internet aseguran que más de 11 millones de personas se han beneficiado con sus programas de ayuda.

Las orgÍas de Calígula

De acuerdo con las denuncias presentadas, funcionarios de OXFAM encontraron cómo sacarle provecho a su estadía en una de las naciones más empobrecidas del mundo. Dentro del campamento y en medio de la desolación, un grupo de funcionarios de OXFAM decidieron aprovecharse sexualmente de las víctimas del terremoto.

Niñas, niños y lo que pudiesen conseguir con el dinero de las donaciones eran utilizados con fines sexuales. En los campamentos había de todo, orgías, comercio sexual y un desmedido abuso de la necesidad de los afectados.

"Según las denuncias, los y las jóvenes abusados, circulaban semidesnudos y llevaban playeras de la organización internacional dentro del campamento".

Las acusaciones salieron a la luz luego de que se hiciera pública una investigación interna de OXFAM, que apuntaba al director del proyecto en Haití, Rolando van Hauwermeiren. El director, junto a otros trabajadores de OXFAM, fueron acusados de usar sus viviendas como prostíbulos.

Allí jóvenes, hombres y mujeres, niños, niñas eran utilizados como objetos sexuales por la dirigencia de OXFAM y algunos trabajadores de la entidad.


Así lo trató de encubrir OXFAM

Pese a una publicación del diario Times of London, y de contar con el informe de los abusos, la dirigencia de OXFAM trató de acallar la realidad. En repetidas ocasiones negaron los sucesos y trataron de minimizar la realidad de lo ocurrido.

Sin embargo, las declaraciones de ex trabajadores y altos funcionarios de OXFAM confirmaron lo publicado por el diario. "OXFAM siempre sabía, supo y trató de ocultar la deleznable conducta de los funcionarios de su organización".

La situación llegó a tal punto, que ayer la directora ejecutiva de OXFAM renunció a su cargo. Penny Lawrence, dimitió luego de una reunión con oficiales del gobierno británico.

"Estoy muy apenada por el daño y la angustia que esta situación les ha causado a los simpatizantes de OXFAM y sobre todo a las personas vulnerables que confiaron en nosotros".

Durante la jornada del lunes, en la que financistas, simpatizantes y trabajadores de OXFAM, se cuestionaban su permanencia en la "caridad", se supo de una demanda que ha planteado el gobierno de Haití. Este exige que OXFAM entregue los nombres de los funcionarios involucrados y que se les aplique la justicia.

Sin fuerza contra OXFAM

La publicación del diario Times of London, la semana pasada causó revuelo en todo el mundo. No por el abuso sexual, pues funcionarios de OXFAM ya habían sido señalados de estas prácticas.

En 2006 y tras el genocidio sudanés, miles de refugiados buscaron protección en Chad y allí también la mano depravada de OXFAM encontró cómo aprovecharse de las víctimas. Miles de dólares y recursos internacionales fueron aprovechados por la dirigencia del proyecto para satisfacer las más bajas pasiones de los empleados de la organización.

Hoy, miles de patrocinadores, quienes no ven con buenos ojos el destino que OXFAM les ha dado a sus donaciones, han comenzado a retirar sus aportes. El primero el gobierno inglés, pues ha suspendido US$40 millones de donaciones.

A este se le han sumado un centenar de empresas, particulares y otras organizaciones, que ven con muy malos ojos el proceder de OXFAM. El futuro no pinta bien para la organización, pues un escándalo de este tipo ha dejado en evidencia que institución lejos de ayudar, ha dejado "sin fuerza a las personas que viven en la pobreza".

Entre tanto en Guatemala:
No salgo de mi asombro ante las abominables acciones de un equipo de Oxfam, que en Haití en 2011, violó los derechos y la dignidad de varias mujeres, y sin que fueran debidamente sancionadas. Condeno estos hechos. Representan un certero golpe al prestigio de Oxfam, ganado mediante décadas de tesonero trabajo de miles de buenas personas, con las que me identifico, y que han apoyado a las víctimas de desastres y de la injusticia.
Me uní a Oxfam en 2015, como presidente del consejo de supervisión, un cargo ad honorem, sin tener conocimiento de este lamentable asunto, ocurrido varios años antes.
Atentamente,
Juan Alberto Fuentes
Ver Comentarios
Valoración General
4