Sperisen sigue en firme contra CICIG imagen

El ex director de la PNC se niega a caer ante la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

Las opiniones e imágenes de este artículo son responsabilidad directa de su autor.

“Mis queridos amigos, este 31 de agosto, hace 5 años, fue arrestado nuestro hijo Erwin Sperisen”. Así empezó el mensaje de Linda, al cumplirse años de la detención y encarcelamiento del mayor de sus hijos.

En septiembre de 2012, los posts en las redes sociales colmaban de mensajes a la familia. Quienes veían con horror cómo se perseguía a un guatemalteco que ayudó a limpiar a la comunidad de criminales, mostraron su indignación por la captura. “Estamos con ustedes”, “Libertad para Erwin” y “Dios obrará”, posteaban amigos que se solidarizaban con “Linda y su familia”.

Entre tanto, los que identificaban una conspiración al más alto nivel, para ejecutar reos, celebraban la detención del otrora director de la PNC. “Se hizo justicia”, “Que pague por sus crímenes” y “Ahora sí”, mostraban el repudio por las acciones tomadas en las cárceles.

Lo cierto es que la muerte de 10 reos, siete en Pavón en 2006 y 3 fugados de El Infiernito en 2005, dividieron la opinión pública en Guatemala. Mientras los chapines debatían sobre la justificación para las acciones emprendidas, una familia empezaba el largo camino de la búsqueda de justicia.

Así un proceso legal que se nutrió con testigos de CICIG y el apoyo de organizaciones de derechos humanos, dio inicio. Recusaciones, verificación de testimonios y dudas en la credibilidad de los testigos colmaron el proceso.

La familia Sperisen se enfrentaba por primera vez al monstruo de muchas cabezas, uno que internacionalmente abandera la lucha contra la corrupción en Guatemala y contra quien finalmente perdió. En mayo de 2015, el tribunal dio sentencia y en seis de los casos, Sperisen fue hallado corresponsable de la muerte de los reos, mientras que en un séptimo determinó que fue autor directo de la muerte de uno de los detenidos.

Mientras que, en el caso de los presos de El Infiernito, donde otros tres reos fueron asesinados, el tribunal absolvió a Sperisen por falta de pruebas.

La resolución del juzgado sirvió para zanjear aún más las opiniones de los chapines. Solicitudes de revisión del caso, recolección de firmas y cartas de apoyo circularon ante la indignación que provocó la primera condena.




Otros más afortunados hicieron peregrinajes a Suiza para visitar a su amigo y mostrar su solidaridad. Otros, se sumaron a peticiones en la web para exigir la revisión del caso y la lucha contra la sentencia siguió.



Y la familia abrió una pagina de mensajes para Erwin, los cuales le serían leídos durante su encarcelamiento.

La ayuda llega de España

Y nada pudo contra la férrea voluntad de la justicia de Suiza, pero la ayuda de Sperisen vino del lugar menos probable, de Madrid y el caso que seguía en contra de Carlos Vielmann por las mismas acciones que se persigue hoy, al ex director de la PNC. Dos de tres jueces de la Audiencia Nacional de España determinaron que Vielmann nada tuvo que ver en la muerte de los reos y que las evidencias presentadas por CICIG y la parte acusadora carecían de fundamento.

Fue entonces que la familia Sperisen pidió a las autoridades suizas una revisión del caso y la sentencia. A regañadientes las autoridades accedieron a una revisión y esta hoy ha determinado que el juicio contra Sperisen debe repetirse.

“El Tribunal Federal anula la decisión de cadena perpetua y reenvía la causa para una nueva decisión a la Corte de Justicia de Ginebra”, 29 de junio.

La semana pasada, la esperanza volvió en definitiva a la familia. El tribunal suizo ordenó la liberación de Sperisen, mientras se lleva a cabo el nuevo juicio y el clan lo anunció por todo lo alto en las redes sociales.

Gracias a [email protected] por su apoyo y sus oraciones que nos han sostenido y sus mensajes de cariño, que pronto mi hijo podrá leer y sabiendo que Dios está en control, mañana lunes a las 10 a.m., iremos a traer a nuestro Erwin ya les contaré con detalle. Besitos y todo nuestro amor.
Linda Sperisen

Hoy, en las primeras horas de la mañana de Guatemala, Sperisen se volvió a reunir con Linda y su familia. Atrás quedó el pequeño cuarto del que solo podía salir durante 3 horas a la semana para ver a sus seres queridos.

Con el acervo que dejan 272 libros leídos, una barba larga y el apoyo de sus amigos, Erwin y el clan de los Sperisen esperan el nuevo juicio. Uno en que se verán cara a cara contra la CICIG, y si todo sale como se prevé el caso de Erwin, así como el de hermanos Valdés Paiz, vendrá a sumarse al libro de derrotas en contra de la Comisión Internacional y sus testigos. 




Todas las noticias, directamente a tu correo

Recibe todas las noticias destacadas de Relato.gt, una vez por semana, 0 spam.

¿Tienes un Relato por contar y quieres que nosotros lo hagamos por tí?

Haz click aquí
Comparte
Comparte