Huellitas de la Calle, una esperanza para los perros callejeros imagen

“Lo que nos motivó a fundar la organización fue ver tanto abandono e indiferencia en las calles con respecto a los animales”.

Las opiniones e imágenes de este artículo son responsabilidad directa de su autor.

Sus patitas se lastimaron luego de una riña con otros perros de la calle por un pedazo de carne que accidentalmente tiró Lorenzo, dueño de una carnicería del Mercado El Gallito. Lo conocen como Firulais o Canelo, desde hace varios años deambula por los alrededores, cuentan los comerciantes. Es un perro mestizo, sin dueño y protección.



Aunque se han encariñado con él, nadie lo adopta, eso sí, nunca le falta la comida ni el agua. “Ya sea porque los encargados de la carnicería o comedores siempre le tiran algo para que no moleste a sus clientes”, dice Fermina Pérez, vendedora.

Cuando cierran el mercado, Canelo se dirige y acomoda debajo de unas tablas, ahí pasa la noche. Así otro día termina para él y los otros perros que deambulan por las calles.

De acuerdo con World Animal Protection se estima que en el mundo hay unos 700 millones de perros.

En Guatemala, existen muchas organizaciones que rescatan a los animales de la calle, les dan un hogar temporal, además brindan el cariño y los cuidados que necesitan. Una de ellas es Huellitas de la Calle, que inició en el 2014.



Foto: Huellitas de la Calle

Roxana González, encargada del proyecto dice: “Lo que nos motivó a fundar la organización fue primero ver tanto abandono e indiferencia en las calles con respecto a los animales, saber que no hay ninguna organización gubernamental que pueda protegerlos, ayudarlos y defenderlos”.

“Estamos conscientes que es una tarea muy difícil, sobre todo porque trabajamos sin recursos y es a base de donativos que podemos ayudar. Nuestra satisfacción es ver transformados a los peluditos, después de ser rescatados de situaciones deplorables con dolor y miedo. Luego se les ve felices con su nueva familia que les da una segunda oportunidad de vida”, relata Roxana.

Hace un par de años, Rodrigo Villeda le dio la oportunidad a Rigo de tener un nuevo hogar. “Un día que salí a ejercitarme vi a un cachorrito bajo la lluvia y no pude dejarlo, me ganó la emoción y lo llevé a mi casa. Vive conmigo desde hace tres años”.

Huellitas brinda el tratamiento adecuado a las mascotas dependiendo del daño que tengan como fracturas, daños en la piel, entre otros. Luego, los ubican en hogares temporales donde voluntarios cuidan de ellos hasta que encuentren su nuevo hogar fijo.



Foto: Huellitas de la Calle

“Organizamos jornadas donde se solicitan voluntarios y en las mismas, un miembro del equipo le envía un formulario al interesado para saber si cumple con los requisitos”, afirma Roxana.

El problema de los perros callejeros es una crisis mundial, Holanda es el primer país sin canes en las calles. La iniciativa se logró tras un proceso de recolección, esterilización, vacunación y castración, debido a las leyes que crearon para la protección animal, las cuales estipulan que las personas que incumplan dichas normas son penalizadas con cárcel y montos de hasta 16 mil euros.

Según el decreto 05-2017 sobre la protección de vida silvestre, los guatemaltecos tienen prohibido utilizar animales en los circos, en pruebas de cosméticos y en peleas de perros. Sin embargo, hay miles de casos de maltrato animal en los hogares de Guatemala.

Si quieres ayudar a esta organización, puedes escribirles a su página de Facebook 

Todas las noticias, directamente a tu correo

Recibe todas las noticias destacadas de Relato.gt, una vez por semana, 0 spam.

¿Tienes un Relato por contar y quieres que nosotros lo hagamos por tí?

Haz click aquí
Comparte
Comparte