El conocimiento de la realidad es lo que permite a los lectores formar una opinión sobre las noticias que ocurren a su alrededor. No obstante, hoy los ciudadanos reciben un flujo permanente de desinformación y aún no logran distinguir entre la verdad y las noticias falsas; por ejemplo, en España alrededor de 20 millones de ciudadanos están en riesgo de ser víctimas de fake news.

Basado en esto, la desinformación tiene como objetivo suministrar en la opinión pública noticias falsas, medias verdades, información subjetiva o diseñada para producir un efecto emocional en el lector y que a su vez este minimice la probabilidad de que la procese aplicando un juicio crítico.

Según el Centro Criptológico Nacional (CCN) en el informe Desinformación en el ciberespacio, las consecuencias de una campaña sistemática y maliciosa de desinformación entre la opinión pública pueden derivar en peligrosas consecuencias para la democracia liberal.

Este estudio, además, sugiere que cerca del 90 por ciento de la población entre los 16 y 65 años son potencialmente víctimas de un ataque de desinformación. Como consecuencia es necesario que los usuarios digitales estén prevenidos para detectar cualquier información que lo que busca es manipularlos.

Estas normas pueden ser de gran ayuda para evitar ser manipulados:

Analiza la fuente de las noticias

Al día recibes una gran cantidad de noticias en tus redes sociales o en tu dispositivo móvil que pueden llegar a sorprenderte o indignarte, pero en ocasiones provienen de lugares con poca transparencia. Conoce qué medio la publica, cuál es su trayectoria o quién la escribe. Solo así lograrás validar bien los datos.

Foto: Google

Duda de los screenshots que recibes

Cuando recibas alguna noticia en un formato poco convencional, es mejor dudar, ya que existe una infinidad de programas que permiten modificar las imágenes para crear falsos titulares o sacarla de contexto. Si dudas de su veracidad siempre es recomendable buscar la fuente original de estas noticias y estar seguro de lo que estás recibiendo.

Foto: Google

Cuidado con las cuentas falsas

Con mayor frecuencia podemos encontrar en redes sociales perfiles creados específicamente para las noticias falsas. Antes de confiar del contenido que te compartieron, analiza cuántas personas sigue este perfil o le siguen, si genera contenido propio o solo lo comparte; de esta manera no serás una víctima de la desinformación.

Foto: Google

Alerta a los contenidos patrocinados

Desconfía de los contenidos políticos que tengan publicidad, ya sea de perfiles dudosos o anónimos; muchos podrían estar vinculados a partidos o instituciones reales, pero con otro objetivo.

Foto: Google

Puedes ser parte del cambio

Todos podemos ser parte de la desinformación sin darnos cuenta al compartir cierto contenido, por lo que es importante estar alerta de las noticias que recibes y no contribuir con informaciones dudosas. Si consideras que es desinformación no la compartas.

Foto: Google

Fuente: Centro Criptológico Nacional, Desinformación en el ciberespacio. Informe Digital News Report, España 2018, Universidad de Navarra y Oxford University. 


Ver comentarios

Comentarios