Los desvaríos del presidente que suda pero no a causa de su trabajo imagen

Jimmy Morales está por terminar el segundo año de su periodo y pareciera que cada vez se empeña más por generar polémica y quedar mal ante quienes confiaron en él

Las opiniones e imágenes de este artículo son responsabilidad directa de su autor.

¿Pertenecer a la clase media? ¿Ganarse el dinero con el sudor de la frente? Recuerdo que mi mamá, que en paz descanse, me enseñó ese refrán alguna vez. Me puso como ejemplo la labor de un albañil, quien por aquellos años ganaba a lo sumo Q20 por día. “Bajo el sol, con mucho esfuerzo y trabajo”, me dijo en cierta ocasión.

Jimmy Morales, el presidente que dijo que tenía un patrimonio de alrededor de Q4 millones y que después se supo, tras publicar su declaración patrimonial, que eran Q8 millones, no parece tener el perfil del albañil con la ropa llena de mezcla, los zapatos rotos y la frente sudorosa que mi mamá me describió en aquella ocasión.

Yo veo a un Jimmy Morales medianamente arreglado, aunque con un traje presidencial que le quedó grande desde el día uno, con un patrimonio millonario y creciente que no podemos presumir los que verdaderamente somos de clase media.

Los desvaríos de Morales parecen no tener fin, el dignatario se esfuerza por auto superarse en emitir más y más sinsentidos en cada discurso. No dudo que sude alguna vez pero es por simple anatomía y no a consecuencia de una actividad física pesada y esmerada. 

¿Qué le pasa al presidente? Lo veo y no lo creo, lo escucho y siento que sintonizo Moralejas un domingo por la noche. El desgaste del jefe del Ejecutivo es apoteósico, pero es auto provocado, como si quisiera quedar mal cada vez que emite un discurso. ¿Será que un detractor disfrazado de asesor lo pone adrede en ridículo?

No lo sabremos, al menos no está coyuntura, cuando el dignatario presenta un desgaste a un superior al exhibido por la gestión Patriota durante su segundo año de gobierno.

Observo un presidente abucheado en un festival de barriletes y maltratado en el estadio Doroteo Guamuch Flores, un Morales que equivoca fechas imposibles en eventos públicos. Aunque no lo crean no disfruto de sus desvaríos es más le pido que cesen, que se ponga serio de una vez por todas y que intente terminar con dignidad su mandato. 




Todas las noticias, directamente a tu correo

Recibe todas las noticias destacadas de Relato.gt, una vez por semana, 0 spam.

¿Tienes un Relato por contar y quieres que nosotros lo hagamos por tí?

Haz click aquí
Comparte
Comparte