¿Has pensado llevar frutas congeladas al trabajo o a la U? imagen

El estilo de vida acelerado que llevamos nos deja a todos con poco tiempo para cuidarnos por eso te traigo una serie de opciones para llevar meriendas saludables.

Las opiniones e imágenes de este artículo son responsabilidad directa de su autor.

Por: Natalia Soto

El estilo de vida acelerado que llevamos hoy en día nos deja a todos con poco tiempo para cuidar -aunque no lo creas- lo más importante es nuestra alimentación.

Muchos me comentan lo siguiente: “es que yo no tengo tiempo ni energía de estar picando o pelando fruta diariamente”.

Por eso te traigo una serie de opciones para llevar meriendas saludables sin perder mucho tiempo.

Sólo te tomará unos minutos preparar la fruta para unos 15 días aproximadamente. ¿Te animas a probar?

Pues mira, es muy sencillo. Sólo necesitas tener a mano las frutas que vas a consumir, ya sea que las compres en el supermercado o en el mercado. Lo importante es que esté con buen punto de maduración.

Debes cortarlas en cubitos para luego -y este es el secreto- congelarlas por porciones. Así ganas tiempo y reduces el desperdicio de esa fruta picada que tenías en la refrigeradora y se pudrió porque no te la comiste.

Casi todas las frutas las puedes congelar pero te recomiendo, por experiencia, las siguientes: papaya, piña, fresas, moras, kiwi y arándanos. La papaya y la piña, la picas en cubitos, mientras que el kiwi en rodajas. A las fresas le quitas la hoja verde, las desinfectas (no más de 2 minutos) y están listas para el congelador. Las moras y los arándanos debes desinfectarlos también (no más de 2 minutos).




Luego empaca las frutas en porciones moderadas en forma individual o haciendo combinaciones (piña, mora y fresas ó papaya, fresa y piña ó fresa, mora y kiwi.). Utiliza bolsitas de plástico que puedas colocar en el congelador.

A la hora de salir de casa, agarras una bolsita de frutas congeladas la pones en un recipiente que las mantenga frías para que más tarde le puedes agregar diferentes opciones para complementarlas como por ejemplo: granola, nueces, manías, pepita, yogurt light, miel de abeja, cereal sin azúcar o queso cottage.

Y si tienes un poco más de tiempo, antes de salir, puedes hacer licuados con esas frutas ya congeladas. Sólo las agregas a la licuadora con poca cantidad de agua o bien una porción de yogur, licúas y envasas en un recipiente que mantenga el frío.

Hay un sinfín de opciones que te pueden ayudar a completar la fruta y convertirla en una merienda saludable, energética, vitamínica y práctica sin dejar tu vida en la cocina.

Todas las noticias, directamente a tu correo

Recibe todas las noticias destacadas de Relato.gt, una vez por semana, 0 spam.

¿Tienes un Relato por contar y quieres que nosotros lo hagamos por tí?

Haz click aquí
Comparte
Comparte