Cristóbal terminó estafado por alguien que dijo ser de la municipalidad imagen

Él les entregó los papeles de su licencia de construcción a personas sin escrúpulos.

Las opiniones e imágenes de este artículo son responsabilidad directa de su autor.

Cristóbal Caljú siempre soñó con poder arreglar su casa. A pesar de que las paredes eran de block, quería echar terraza donde había lámina y así dejar la vivienda lo más bonita posible, ya que su ilusión era poder vivir en un hogar digno junto a su familia. Con ese sueño empezó a ahorrar poco a poco. Uno de sus hijos viajó a Estados Unidos y desde allá le enviaba dinero a su padre, quien guardaba lo más que podía para esa casita que anhelaba.

Un día, Caljú recibió una llamada, pues su hijo le tenía una gran noticia: el sueño de su terraza se haría realidad y fue así como empezó la construcción de la casa. “El sueño de toda una vida estaba por empezar”, indicó.

Fueron seis meses durante los cuales la familia tuvo que dejar la casa para efectuar dichos arreglos. Las paredes fueron reforzadas, el diseño de la vivienda mejoró cada ambiente del hogar y Caljú, muy contento, regresó con el tiempo a decorar cada espacio con muebles hasta terminar la casa de sus sueños. Un mes tenían de estar disfrutando esa felicidad cuando un aparente empleado de la Municipalidad de Guatemala llegó a tocarles la puerta un día, para decirles que uno de los vecinos lo había denunciado por no tener la licencia de construcción.

Sin embargo, él sí tenía los papeles en orden. Le mostró los documentos y hasta lo invitó a pasar a su casa, donde le ofreció algo de tomar. El caballero, amablemente, se comprometió a llevar los documentos para poder retirar la denuncia; además, le pidió Q500 para poder quitar la sanción. El hombre se fue, ofreciendo que en una semana regresaría para entregar la información.




Pasaron tres semanas y Caljú no sabía nada del supuesto trabajador de la comuna, por lo que tuvo que ir a la oficina de Atención al Ciudadano para preguntar qué fue lo que ocurrió con su denuncia, pero la respuesta no fue la que esperaba: “Aquí no tenemos información de una denuncia contra usted, solo la licencia de construcción que está a su nombre”.




Caljú estaba muy nervioso y le contó al joven lo que había pasado, quien, sin darle solución a su caso, le indicó que fuera al Registro de la Propiedad a solicitar su expediente y los papeles de su casa. De eso han pasado dos meses y Caljú aún no sabe lo que pasó con sus documentos, pero ya empezó a tramitarlos todos nuevamente y colocó una denuncia en el Ministerio Público.

Un nuevo método de robo

El caso de Caljú no ha sido el único, ya que la Municipalidad de Guatemala alertó sobre personas que se están haciendo pasar por trabajadores para hurtar documentos o realizar cobros de servicios inexistentes, como en los casos de construcción y agua. Vecinos de las zonas 7 y 6 de la capital han reportado casos similares, con el mismo método de robo. 

A través de un comunicado, las autoridades recalcaron que todo trámite se debe realizar en las oficinas de la comuna, en el área correspondiente. Asimismo, piden a los vecinos que denuncien cualquier caso anómalo que puedan observar en las colonias, por medio del área de quejas o marcando al 22858500 / 22858589 o enviando un correo a [email protected]







Fuente: Municipalidad de Guatemala.

Todas las noticias, directamente a tu correo

Recibe todas las noticias destacadas de Relato.gt, una vez por semana, 0 spam.

¿Tienes un Relato por contar y quieres que nosotros lo hagamos por tí?

Haz click aquí
Comparte
Comparte