Guatemala, principal destino para el turismo responsable

Se le denomina así a todo “visitante que se involucra con su entorno y logra dimensionar el impacto que genera a través de su llegada a las comunidades anfitrionas”.

“El 31 de julio finalizó la temporada de cruceros 2016-2017, con un total de 124 mil 140 turistas, que llegaron en 96 buques a los puertos guatemaltecos, generando US$6.52 millones en divisas, según datos del Instituto Guatemalteco de Turismo –INGUAT–. Cada visitante gastó en promedio US$70 por día y el 75% son jubilados”, refiere la revista país Guatemala beyond expectations, elaborada por el sector exportador e instancias gubernamentales.

Entre sus secciones destaca la destinada al tema turístico, como uno de los principales factores que mantienen activa la economía nacional.

Sin duda, el destino más visitado es Antigua Guatemala (ciudad colonial declarada Patrimonio Cultural de Humanidad en 1979), que recibió más de 774 mil personas.

El segundo lugar fue la Ciudad de Guatemala, le siguen Atitlán, Quetzaltenango, Cobán, Tikal, Esquipulas, Izabal, Panajachel y Petén. La cifra en 2016 alcanzó 1 millón 906 mil 195 turistas extranjeros.

La mayor cantidad de turistas que recibe el país provienen de El Salvador (44%), Estados Unidos y Canadá (21%). Con estas cifras se comprueba que Centroamérica aporta un 55% de turistas no residentes, seguida por Norteamérica con 26%, Europa con 7% y Suramérica con 4%.

Guatemala Beyond Expectations, también hace énfasis que la “flora, fauna, lagos, volcanes, sitios arqueológicos, playas, calles y avenidas con mucha historia son tesoros naturales y culturales que Guatemala ofrece a los visitantes, que se pueden describir maravillosos e inolvidables”.

Por eso aseguran que “la riqueza cultural y natural de Guatemala impresiona: es uno de los 19 países megadiversos del mundo, donde el 33% del territorio es área protegida. Cuenta con más de 3 mil sitios arqueológicos o históricos, tres de ellos declarados Patrimonio Mundial de la Humanidad”.

La diversidad turística se divide en 11 segmentos: cultura, naturaleza, aventura, voluntariado, turismo idiomático, cruceros, entretenimiento, deportes, bodas y lunas de miel, salud y bienestar, congresos y convenciones.

¿Caminar por calles empedradas o espesa vegetación?

Instalarse en un hotel “céntrico”, aledaño al arco de Santa Catalina, en Antigua Guatemala para salir a conocer la ciudad colonial, caminando por calles empedradas es toda una aventura para los turistas extranjeros.

Conocer la iglesia La Merced, el parque central, decorado por su hermosa fuente, la catedral de Santiago (iluminada de noche) y el palacio de los Capitanes Generales o ir en tuk tuk al Cerro de la Cruz, para ver cómo el imponente volcán de Agua se le hace muy placentero a quienes disfrutan de viajes más cómodos.

Un país megadiverso como Guatemala, también ofrece la aventura de conocer Semuc Champey, en Alta Verapaz o Tikal y Yaxhá, en Petén.

Para emprender cualquiera de estas expediciones se recomienda calzado cómodo y ropa fresca, porque los lugares están ubicados entre espesa vegetación con abundante humedad.

Caminar entre la selva para tener contacto con flora y fauna es muy tentador para los aventureros, sobre todo si la recompensa es detenerse unos minutos para hidratarse y comer fruta en un mirador, darse un refrescante baño en aguas cristalinas o simplemente descansar en la cresta de una ruina milenaria para apreciar una espectacular puesta de sol.

¿Y qué tal un paseo en lancha?

Para eso, el turista puede escoger entre otros destinos, navegar por las aguas del lago Atitlán y conocer lugares pintorescos como Santiago, San Pedro, San Juan y San Marcos, donde se pueden encontrar hoteles a orillas del lago con hermosos jardines, piscinas, temascales. También, caminar por calles donde venden artesanía, pinturas y trabajos bien elaborados en madera.

En Petén también se puede hacer un recorrido en lancha por las tranquilas aguas del Lago Petén Itzá, donde los guías locales te pueden llevar a conocer la isla de Santa Bárbara, que alberga un museo, el zoológico Petencito, administrado por la Usac, la Laguna de la Guitarra y la acogedora isla de Flores.

Las puertas de acceso para conocer la Guatemala megadiversa por medio del Pacífico y el Atlántico son los puertos Quetzal y Santo Tomás de Castilla.

En las agitadas aguas del Pacífico, los turistas puede hacer surf y dependiendo de la temporada participan en torneos de pesca de pez vela, en la liberación de tortugas, además de ver ballenas, pasear por manglares o simplemente relajarse en un buen hotel.

Las tranquilas aguas en el Atlántico permiten conocer Livingston, hogar de la cultura garífuna, donde se encuentran 7 Altares y Playa Blanca, entre otros destinos importantes, como Río Dulce y el Castillo de San Felipe.

Todas estas razones hacen que el posicionamiento de Guatemala como destino para el turismo responsable sea fuente a nivel internacional.


* Las fotografías que ilustran este contenido se tomaron de: Facebook.com/inguat


Ver Comentarios