Call center el mejor trabajo del mundo para mí

Ella es Olguita, es de esas amigas con las que bastó un par de vacaciones para que dejaran huella en tu vida. Y si en algo creo nos parecemos es en nuestra rebeldía, ante todo lo que nos intentan imponer sin criterio alguno. Así es ella. Son de esas amistades que no importa cuánto tiempo hayamos dejado de hablarnos (años) por azares de la vida, basta con un mensaje para ponernos al día.


Después de varios años, me enteré por mi mami, quien también entabló amistad con la mamá de Olguita, y me contó que mi amiga había tenido un baby, el guapísimo Adrián, es un mango. Aparte de alegrarme por ella, por la alegría de su bebé; debo confesar que de las primeras cosas que pensé fue y ahora ¿cómo se las va a ingeniar con el trabajo?


Olguita tiene 24 años de edad, se graduó de Perito Contador con Orientación en Computación, y ella al igual que tú labora en Call center porque siendo sinceros difícilmente encontramos trabajos con tan “buenos” sueldos como los que ofrecen ahí, es la realidad. ¿Su sueño? Es ahorrar para en un futuro no muy lejano tener su propio salón de belleza. Pero su prioridad, al igual que la de su novio es Adrián.


Cuando ella se enteró que estaba embarazada, aún no se encontraba trabajando en Call center, pero a diferencia de otros lugares, ellos sí le dieron la oportunidad de laborar. Mi amiga me cuenta que al enterarse de su embarazo obviamente se puso feliz, nerviosa, con emoción y mucho miedo a la vez, es como un coctel de emociones; como, por ejemplo, el miedo a no comprender a totalidad que su vida iba a cambiar y la felicidad de saber que desde ese momento la vida de alguien más depende de ti, es uno de los sentimientos más hermosos. 

Su sorpresa al entrar al Call center y, ver la facilidad que le estaban ofreciendo ahora que estaba embarazada, hizo que ella considere que ese lugar es el mejor trabajo que puede existir.


En el Call center donde trabaja les ofrecen el beneficio de guardería, y lo que para ella significa eso no tiene precio. Puede estar cerca de Adrián por cualquier cosa, tiene chance de ir a amamantarlo durante 3 veces al día, ellos se encargan de cambiarles sus pañalitos, desde temprana edad los estimulan y utilizan el método Montessori.


En este momento no hay duda en el corazón de Olguita que esta es la mejor oportunidad para ella, le gusta estar allí, el ambiente de trabajo, pero lo mejor es poder estar cerca de su baby sin descuidar su trabajo, además de saber que lo cuidan con la misma atención que ella lo haría. Y cómo no iba a ser así, si hasta celebraron el splash day y les hacen masajes, eso le encanta a Adrián.


Ver Comentarios
Valoración
0