El estómago de Julia se paralizó, supura pus, su vida pende de un hilo

Hace un año atrás, Julia, una chica guatemalteca, anunciaba en su página social que se acercaba la fecha de su operación en una clínica privada de la ciudad de México.  Estaba sonriente en una foto y agradecía a todos por su apoyo.

 Julia llegó a México y buscó la posibilidad de quedarse trabajando como diseñadora gráfica.

Su optimismo porque todo saldría bien en su cirugía, sobresalía en su mensaje en mayo de 2017.

La operación fue en junio. En septiembre, Julia estaba bien de salud y nuevamente apareció con un gesto de cariño hacia quienes estuvieron pendientes de ella.

Estaba feliz que terminara ese año y tenía la certeza que 2018 sería mejor.

En abril de 2018, Julia anunció la recta final de su enfermedad y debía someterse a una última cirugía para curarse al cien por ciento.

Necesitaba una reconexión de colostomía (un procedimiento quirúrgico en el que se saca un extremo del intestino grueso a través de una abertura hecha en la pared abdominal). 

Las heces que se movilizan a través del intestino salen por el estómago hasta la bolsa adherida al abdomen, pero se complicó, y tuvo un cuadro de infección debido a unas filtraciones que invadieron con líquido estomacal sus órganos.




Esas filtraciones cierran por sí solas, pero otras requieren de tratamiento de antibiótico. Las de Julia no cicatrizaron.

Ella ahora, está en un hospital nivel 2 y su estado es crítico, por lo que requiere de un hospital nivel 3.

El hospital a donde quieren transportarla tiene una gran demanda, por lo que es muy difícil el ingreso, por el momento los médicos de allí, han pedido el resumen clínico para evaluar su condición, unos estudios y valorar su traslado.

Su familia y su novio han emitido una cadena por redes, para lograr que las autoridades del hospital presten atención a la gravedad en la que se encuentra Julia y le den ingreso inmediato para salvarle la vida.


En Guatemala, por cada 100 pacientes con peritonitis aguda, fallecen 27.
La mayoría son mujeres menores de 50 años y ocurre por complicaciones quirúrgicas.

Lejos estaba de pensar que hoy, en mayo de 2018, serían sus amigos y familiares los que estarían pidiendo apoyo para salvar su vida.

Julia, la chica de 38 años, a la que todos conocen por su amplia sonrisa y sus mensajes siempre positivos, hoy está en una cama sujetándose fuerte para no dejarse vencer.

La operación realizada hace un año, tuvo consecuencias y su estómago está paralizado

Aunque los médicos del hospital mexicano donde la atienden, le realizan limpieza quirúrgica constante, el estado de salud de Julia empeora y su grado de desnutrición es severo.


Ella requiere estar en el hospital de tercer nivel, que es un nosocomio donde se reciben a los referidos de otras instituciones por su alta complejidad o por la falta de instrumentos necesario para la recuperación del paciente.
Pudiendo ser necesario de intervenciones quirúrgicas de extrema prontitud y para una atención de emergencia o de tratamientos largos y rigurosos de extrema importancia para salud pública.

El cel de la mamá de Julie Figueroa para ayudarla y solidarizarse es +52 1 55 468188709 por WhatsApp

Fotos redes sociales

Fuente: Ministerio de Salud Pública


Ver comentarios

Comentarios

Valoración General
5