Cuando un gato muere, el pesar es más intenso


Los gatos son animales que eligen a quien quieren de dueño a diferencia del perro porque seleccionan el olor, la postura corporal o el comportamiento humano para quedarse en ese lugar.

Son las mascotas por excelencia de personas que no han hecho una vida familiar porque, igualmente requieren de menos cuidados y son animales independientes, que no hacen ruido.

Se estima que en el mundo hay unos 600 millones de gatos y que en el único lugar donde no habitan es en la Antártida.

Guatemala no es la excepción, e incluso hay quienes suelen derramar más lágrimas cuando muere un gato que cuando fallece un perro, porque la relación filial es tan profunda que el pesar llega tras ese acontecimiento.

Una de ellas es la diputada Sandra Morán, quien en su página personal, colocó su sentimientos tras el fallecimiento de Gatico, su gato que la acompañó durante dos años.

Todos los días que llegaba en la noche allí estaba. Ella le decía Gatico, en realidad los niños lo llamaban Lalo.

El Gatico de la diputada Sandra Morán, la dejó con un pesar y una ausencia que aún siente. Él dormía junto a ella y veía televisión cuando se iba a descansar.

Gatico nació en casa de la congresista. Era un gatito de la segunda camada y tenía total libertad ahí.


Gatico se iba de casa y regresaba en la noche, sabía que siempre las cobijas lo recibirían y el amor que la legisladora le daba.


Ella estableció un vínculo estrecho con el felino, tenía 3 años de edad, pero 2 de compartir su vida con ella.

La diputada con voz pausada dijo que con Gatico aprendió que los gatos hasta el último momento evidencian que están enfermos.


Y Gatico dos días antes dejó de subirse a la cama, y a la diputada le pareció extraño, al día siguiente se escondió, fue entonces cuando dispuso llevarlo al veterinario.

"Lo dejé para que el médico lo examinara y lo operaron porque tenía obstruida la uretra, y aunque logró orinar, ya sus orines afectaron otros órganos".

Gatico murió el viernes 6 de abril y a Sandra le faltan sus ronroneos. Son unos animales tiernos y se quedan donde reciben amor, piensa.


Fuente: Ecology Global Network (EGN), PetDarling y BYNSA



Ver comentarios

Comentarios

Valoración General
0