Vivo en condominio, pago seguridad y me vaciaron mi casa

Foto: Contrapuntonews.com
Las opiniones e imágenes de este artículo son responsabilidad directa de su autor.

La familia *Alegría es altamente tecnológica, un televisor inteligente de 60 pulgadas se encuentra encendido la mayor parte del tiempo en la sala de su casa, ubicada en un moderno, “seguro” y exclusivo residencial en la zona 16. El hijo mayor de la familia Alegría, suele entretenerse con su consola PS4.

Este año la familia Alegría salió a vacacionar fuera del país. Dejaron su casa, recién comprada,  bajo la vigilancia de un vecino y buen amigo. Este solía visitar con frecuencia la residencia recién estrenada,  hasta que un día encontró movimientos poco usuales: un inexplicable desorden, los sillones un tanto sucios, objetos colocados en lugares incorrectos, entre otros.

Ante ello este vecino decidió ingresar a las áreas más intimas de esa vivienda, subió por las gradas a los cuartos de la familia y ahí fue cuando lo descubrió: se habían entrado a robar,  el cuarto principal ya no tenía televisión, los equipos de cómputo habían desaparecido y por supuesto joyas, relojes y algunos otros objetos de valor.

La familia Alegría es tan solo uno de los 579 casos de robo a residencias que reporta la Secretaría Técnica del Consejo Nacional de Seguridad, entre enero y noviembre del año en curso. Aunque de acuerdo a las estadísticas estos casos se redujeron en 33.75 por ciento en relación al año anterior, la cifra no deja de ser preocupante. 

Cuando el propietario del inmueble se enteró por una video llamada,  recuerda que se enfermó por varios días y  desde luego la paz de su viaje se interrumpió. “Ya no quisimos comprar ni gastar, más bien necesitábamos ahorrar dinero”, dijo. Él considera que los alrededor de siete equipos, entre computadoras, televisores inteligentes, videojuegos tenían un valor estimado de Q50 mil.

El famoso pago por seguridad

La familia Alegría paga mensualmente unos Q700 por concepto de seguridad, su residencia se ubica en esos elegantes condominios donde no te permiten ingresar sin antes haber digitado un código de seguridad, que solo el dueño puede proporcionar, y  desde luego, sin haber  entregado tu licencia o DPI para que le tomen una imagen de lado a lado.

¿Para qué se pregunta la familia Alegría? Si es muy fácil detectar cuando un vecino está ausente y más fácil aún ingresar, vaciar la casa y salir por la puerta grande sin ser detectado por la seguridad del residencial.

La familia Alegría ha presentado las denuncias correspondientes y tras una serie de comunicaciones ha logrado que la seguridad del residencial se haga responsable de parte de los gastos. “Siguen sin admitir su responsabilidad, lo hacen más como algo de buena voluntad, lo cual finalmente nos sirve”. Entre ese trago amargo la familia Alegría ha encontrado en la solidaridad de sus vecinos una luz al final del túnel. “Ellos planeaban hacer una coperacha para comprarle un nuevo PS4 a mi hijo”.

Así que si crees que una garita, la instalación de un gran número de cámaras,  la incómoda exigencia de que abran el baúl de tus visitantes previo a que se vayan, y un pago excesivo mensual han resuelto tus problemas de seguridad, simplemente te equivocas.  

*Apellido ficticio

Ver Comentarios
Valoración General
5