Nunca había visto a una persona suicidarse de la manera que lo hizo recientemente un hombre que decididamente se colocó debajo de las llantas traseras de un Transmetro  para quitarse la vida. Aunque solo vi el video, la impresión fue muy fuerte y al parecer, sus razones podrían haber sido la depresión o el estrés que le generaron algunas situaciones personales.

Coincido en que este es un tema que genera muchas opiniones a favor y en contra, independientemente de la religión o las creencias de las personas. ¿Tú qué opinas?

Aunque se ha escuchado de personas que lamentablemente se lanzan al vacío o a las llantas de un vehículo en marcha, o bien, que toman alguna pastilla, nunca había visto algo tan fuerte como el video de este hombre que literalmente se colocó decididamente debajo de las ruedas del Transmetro. Aunque la identidad que al final se aclaró y el piloto del Transmetro, que  quedó libre de cargos, llamaron la atención, la acción de esta persona fue la que más sorprendió.

Según Marco Antonio Garavito, de la Liga de Higiene Mental, existen pensamientos suicidas, que inician con ideas acerca de cómo hacerse daño a uno mismo o quitarse la vida. Refiere la importancia de tomar precauciones ante los siguientes pensamientos:

• Sentirse atrapado, como si necesitaras un escape.

• Sentirse desesperado, como que ya no soportas nada.

• Demasiado triste o agobiado, cansado y desanimado.

Tener pensamientos repetitivos sobre muerte y violencia.

Sentir que los amigos y la familia estarían mejor sin tu presencia.




Agrega que en algunas ocasiones estas personas también dicen frases como: “desearía estar muerto” o “desearía mejor no haber nacido”, lo cual  puede ser otra señal de pensamientos suicidas.

Algunos otros factores que generan indicios que algo no está bien, tienen que ver con el hecho de que las personas sospechosas se alejan de sus amigos y  familia,  abusan de drogas o alcohol, buscan involucrarse en actividades que implican riesgo para su vida, o bien,  tienen cambios de personalidad muy repentinos y su estado de ánimo no es estable. Éste también es signo que estas personas  están deprimidas.

Pero ¿qué puede ocasionar estos pensamientos?

Según Garavito, los pensamientos suicidas pueden ocurrir a cualquiera, jóvenes y adultos, hombres y mujeres, incluso menores de edad, por varias razones. Por lo general, ocurren cuando una persona experimenta un intenso dolor emocional y no encuentra una salida. Las situaciones que provocan este tipo de dolor son diferentes para cada persona, pueden ser desde una ruptura amorosa, una traición, problemas económicos, laborales, enfermedades, la pérdida de un ser querido, entre otros.

Este tipo de pensamientos suicidas son los que realmente causan  problemas de salud mental, como depresión, la cual es totalmente tratable.

La depresión es una condición médica grave que cambia los químicos del cerebro y afecta los estados de ánimo, pensamientos y emociones. 

Ante cualquier sospecha es importante que la persona pida ayuda profesional y  busque un tratamiento adecuado, también platicar con alguna persona o familiar que pueda escucharlo y acompañarlo en el proceso. En el caso de quienes consumen drogas o alcohol, se recomienda dejar de hacerlo para evitar cualquier pensamiento depresivo. 

Garavito reitera que si tienes algún amigo o familiar con estos síntomas, les aconsejes buscar ayuda profesional para aprender a lidiar con el estrés y la depresión, también  practicar un deporte, salir al aire libre y hacer una actividadades que beneficien  la salud mental.

Y tú ¿qué opinas sobre este tema?


Ver comentarios

Comentarios

Valoración General
5