José Francisco Valdez Paiz: “La verdad del MP y de la CICIG resultó una verdadera mentira”

Las opiniones e imágenes de este artículo son responsabilidad directa de su autor.

 

Esta entrevista la realicé el 7 de septiembre, para Francisco José Valdez Paiz (54 a) esta fecha está llena de recuerdos. Era el cumpleaños de su abuelita; día en que muere su cuñado y hace 9 años fallece su mamá y día en el que Rodrigo Rosenberg fue a darle el pésame sin saber que al año siguiente junto con su hermano José Estuardo (46 a) iban a ser acusados, perseguidos y encarcelados, injustamente, por la CICIG y el MP.

Génesis: 8 años de persecución

El 12 de mayo de 2009 Guatemala se paralizó cuando se difundió un video post morten del abogado Rodrigo Rosenberg, asesinado dos días antes. Acusó a líderes del partido UNE de ser responsables de los asesinatos de sus clientes Khalil Musa y de su hija Marjorie. Situación que hizo temblar al gobierno de Álvaro Colom. Los investigadores de la CICIG y el MP dieron un giro al hecho, emitieron órdenes de captura contra Francisco José y José Estuardo, primos de la primera esposa de Rosenberg, acusados de autores intelectuales del hecho.

Carlos Castresana, comisionado de la CICIG en ese entonces, dijo el 10 de enero de 2010 que Rosenberg se acercó a los Valdez Paiz porque necesitaba matar a una persona que lo extorsionaba; estos le facilitarían nombres de sicarios, pero la víctima era el propio Rosenberg quien se inmoló para culpar a Colom y su esposa Sandra de la muerte de los Musa. Aunque de ser así el autor intelectual era él mismo.

“Aquella verdad interina de Castresana se demuestra que era una verdadera mentira”, sostiene Francisco Valdez, educado, tranquilo, sencillo, sin exaltarse, charla conmigo durante más de dos horas, cuenta que es católico quien tiene una especial fe en el Niño Jesús.“Había una orden de captura contra mi hermano y contra mí nuestras esposas y nuestra hermana fueron a la CICIG para enterarse del caso. Cuando llegaron y con el fin de intimidarlas les dijeron: “señores revisen si hay órdenes de captura contra ellas” salieron a refugiarse”, recuerda Francisco.

“Empezaron a filtrar que las llevarían detenidas. Capturaron el 9 de junio a Rodolfo Ibarra, nuestro relacionista público y a Juan Miguel Fuxet, mi asistente. Los miembros de la CICIG plantearon al abogado que si nos entregábamos antes del 30 de junio de 2010 nos pondrían en una base militar donde estaríamos un máximo tres meses, período que dura la investigación. Nos quitarían el delito de asesinato por inducción al delito, aunque no habíamos hecho nada la presión era grande, así que accedimos nos entregamos el 28 de junio”. “Nos llevaron a un calabozo de la base militar, que era para castigo de oficiales, era una tortura, la idea era quebrarnos y obligarnos a decir lo que ellos querían. Los términos cambiaron y cuando Castresana se fue del país vino Francisco Dalanesse y aseguró no saber nada y nos acusaron de homicidio en grado de complicidad” narra Valdez.


37 meses sin audiencia

3 meses de investigación se convirtieron en 37; los Valdez no salieron ni a una audiencia, el MP y la CICIG recusaban a los jueces y los miembros de la banda que mataron a Rosenberg acusaron a los hermanos como autores intelectuales. Francisco tomaba sol una vez al día y charlaba con Alfonso Portillo, quien llegó después; pasaban los meses cuando uno de los colaboradores del MP y la CICIG quería ampliar su declaración, era Luis Mario Paz Mejía. “Recibimos ese hecho como positivo, pero los fiscales del MP se opusieron durante un año y medio a que su mismo testigo ampliará su declaración. Francisco Capuano, nuestro abogado, consiguió un amparo y la CC ordenó al juez recibir la confesión”, recuerda. Para ese entonces Paz Mejía estaba en la última etapa de su vida por el SIDA. La esperada audiencia se realizó en el IGSS de la z 9, el 16 julio de 2013.

Funcionario de CICIG señalado

Con dificultad Paz reafirmó lo dicho un año y medio atrás que se resume: “No conozco a los Valdez, en una hoja escrita a máquina me pusieron lo que tenía que decir en contra de ellos. Me enseñaron fotos, no sabía cómo eran” Señaló al investigador colombiano Luis Fernando Orozco, quien se encontraba en la audiencia, como la persona que le dijo lo que debía decir contra los Valdez. “Empecé a decir ¡mírenlo, mírenlo, se sonrrojó! Recuerdo que se escondió en una esquina. A nosotros nos metieron 37 meses presos por ese señalamiento y por qué a Orozco no le hicieron nada; ahora es él quien interpone el antejuicio contra Jimmy Morales, dónde está la paridad de la justicia. En qué momento dice una persona la verdad, cuando le ofrecen prebendas por libertad o cuando va a morir" arremete. Otro miembro de la banda Miguel Cardona también se retractó y dijo que el interés de CICIG era apoyar al gobierno.

"Creo que el MP y la CICIG buscaron culpables. Fue fácil para ellos, hablé con Rodrigo antes de su muerte me pidió apoyo sentía que el gobierno lo podía matar. Estaba afectado por la muerte de Marjorie, le ofrecí mi carro blindado y le recomendé irse del país. Mi hermano manejaba la seguridad de la familia y le pedí protegerlo, eso fue todo nunca hubo pruebas de nada. A esa gente no le importa destruir y humillar a las personas”. El 28 de agosto de 2017 el juez Mynor Moto ordenó cerrar el proceso, no encontró elementos. Pero los resabios siguen, recientemente viajaron a Costa Rica junto a sus hijos, los rodearon y los deportaron a todos. A pesar de todo, el MP apeló la sentencia de Moto, pero Francisco Valdez espera que los jueces no se dejen presionar.


Ver Comentarios