Ver pornografía con tu pareja, ¿es recomendable?

De acuerdo a las estadísticas publicadas por uno de los sitios pornográficos más populares (Pornhub) en el 2016 se vieron más de 91 billones de videos triple x; esto equivale a que cada persona en el mundo viera –durante el año un total de 12.5 videos. Además, otros estudios señalan que el consumo de pornografía entre hombres y mujeres es del 70 y 40 por ciento respectivamente.


Pornhub's 2016 Year in Review


El acceso a Internet es cada vez mayor y con ello la posibilidad de acceder a sitios pornográficos ha aumentado. Lo anterior favorece a que las parejas que optan por ver material para adultos en pareja, con el propósito de “avivar la llama”, es cada vez más frecuente. 

¿Cuáles son algunas ventajas y las desventajas de ver pornografía en pareja?

VENTAJAS

Aprender a ser directo y hablar sin miedo a los tabús

Ver pornografía provoca que las parejas se atrevan a utilizar un lenguaje más directo y que dejen a un lado la vergüenza de hablar de aquello que les gusta de forma explícita. En este sentido, puede servir como una herramienta útil para romper con el miedo de hablar de sexo con tu pareja. 




Hacer crecer el deseo sexual mediante la exploración de su sexualidad

La curiosidad es un elemento clave para el desarrollo de una vida sexual activa y satisfactoria. Aquellas parejas que se permiten explorar juntos, suelen crear nuevas experiencias para disfrutar de su intimidad en escenarios nunca antes vividos. Ver pornografía para crear un ambiente erótico que propicie la excitación entre ambos, puede resultar favorable para aumentar el deseo sexual de la pareja. 

Encontrar inspiración en este tipo de material

La vida sexual en pareja propicia en buena medida que la unión sentimental sea sólida. Algunos se ven en la necesidad de buscar formas en las que se puede jugar o darle un sentido especial a la relación. Es evidente que la pornografía, en particular aquella que es erótica, puede favorecer a que ambos encuentren ese detalle que puede convertir el sexo en una experiencia diferente y satisfactoria. 



DESVENTAJAS

Sobreestimula y puede volverse una adicción

El consumo de pornografía no debe convertirse en un suplemento del deseo sexual entre una pareja, debe ser un complemento del apetito sexual. Es importante considerar que tiene el efecto de una droga en nuestro cerebro (tal como lo explica el video en este apartado) y, por ende, puede convertirse en una adicción. Es por esta razón, que como mecanismo de excitación en una pareja, debe limitarse en la frecuencia en la que se ve y principalmente los motivos por los cuales se desea incorporar material triple X en la relación. 


Vende una idea de sexo rápido, fácil y violento

Aunque existe pornografía "softcore" o erótica, la idea de sexo que vende la pornografía -de forma general- es que es rápido pues se persigue exclusivamente el orgasmo, fácil, violento o "hardcore". No obstante, es importante que aunque sirva como un elemento que induzca la excitación en pareja, debe tenerse presente que en la realidad busca mucho más que solo el orgasmo, ya que, se intenta crear una conexión con la pareja, aparta de que no es fácil, debe evitarse que sea violento (aunque puede ser "travieso"). 

Puede incrementar los sentimientos de insatisfacción

La pornografía, como cualquier otra puesta en escena, busca despertar en su audiencia la excitación y emoción por el material audiovisual producido. Es por lo anterior que los videos pornográficos suelen estar repletos de gritos y de "orgasmos múltiples". Nuestro cerebro puede llegar a creer que el sexo es mejor en la medida en que se parece a lo que la pornografía enseña, lo cual dista de la realidad. Es por ello que el uso excesivo entre la pareja puede aumentar el deseo de insatisfacción entre ambos. 


Ver Comentarios
Valoración
4