Las noches se vuelven largas cuando pasada la medianoche las llamadas dejan de llegar en Alorica, un call center ubicado en Galerías Primma. Las únicas personas dentro del edificio eran los miembros de seguridad y el personal del Call Center, hasta que el humo se adueñó del lugar.

Justo enfrente, donde el anexo de Alorica se encuentra, el fuego iluminó el edificio y el humo cubrió el frente de la calle. El local de una librería se tornó en llamas que cubrían los dos niveles del negocio y el papel incendiándose empeoraba la situación.

Sin embargo, las llamadas no debían dejar de ser atendidas, a pesar de que estaba un grupo grande de personas en el otro edificio que seguramente no se habían enterado.

“Solamente vimos que el humo salía y de repente empezó a tronar todo. Eran llamas por todos lados, pero teníamos que tomar las llamadas, por lo cual no estuve al pendiente de todo”, comentó Nekis Nichols, quien estaba en el edificio frente a Galerías Primma.

Sin embargo, poco podían hacer para ayudar, ya que permanecieron en su área de trabajo atendiendo las llamadas. Únicamente, los empleados localizados en el edificio de Galerías Primma fueron evacuados.

Dentro del edificio

El humo empezó a recorrer los pasillos del comercial, hasta llegar a las oficinas de Alorica, donde ocupan desde el sótano hasta el segundo nivel. Inmediatamente, la seguridad de las oficinas alertó a todas los supervisores, agentes y personal que permanece funcionando las 24 horas del día.

La distancia entre una de las salidas que conectaba a la calle y los cubículos de los empleados era corta. Sin embargo, el denso humo de grandes cantidades de papel quemándose dificultaban el escape.

Todos fueron evacuados e incluso algunos esperaron a que el fuego fuese apagado para retirar sus vehículos de los sótanos de las galerías. Otros se asombraron de la escena y tomaban fotos detrás de la delimitación que los cuerpos de socorro habían realizado. Ninguno de los empleados resultó herido.


La reacción entre otros empleados de Call Center

Muchos mitos han girado en torno a los empleados que tomaban llamadas en el anexo dentro del comercial. Algunos en redes sociales afirmaban que a pesar del incendio, se les ordenó terminar sus llamadas para mantener la calidad de la empresa.


Los mismos empleados, quienes no estaban de turno, agravaron la pelea en las publicaciones. Sin embargo, Alorica emitió un comunicado en el que aclaró que los empleados del edificio donde sucedió el incendio fueron evacuados inmediatamente.

Foto: Alorica Guatemala


La ayuda de los bomberos

Por otro lado, desde el momento que se notificó el incendio, los bomberos emprendieron camino para dar socorro. Cuerpos voluntarios y municipales prepararon sus equipos para combatir el fuego que amenazaba el comercial.

Por casi seis horas, los cuerpos utilizaron agua para poder apagar el incendio. El mayor reto fue el segundo nivel, donde la librería guardaba la mayoría de los materiales hechos de papel y cartón.

“Era demasiado difícil pasar. Formamos grupos que combatían por 20 minutos el fuego, luego descansamos mientras el segundo grupo luchaba. Por fuera el fuego parecía que estaba apagado, pero permanecer adentro con las llamas del segundo nivel era casi imposible y podíamos salir heridos si permanecíamos mucho tiempo combatiendo dentro”, afirmó uno de los bomberos de la 10a. compañía de Bomberos Voluntarios.

Según Ricardo Quiñónez, alcalde de la Ciudad de Guatemala, se usaron más de 60 mil galones de agua para contener el fuego. Además, asistieron cerca de 150 bomberos para llegar al rescate. 

Se especula que un cortocircuito en los rótulos luminosos fue la causa del fuego...
¿Qué crees que pudo causar el incendio?



Ver comentarios

Comentarios

Valoración General
4